Gente Sensible

viernes, 16 de diciembre de 2011

EL ATAQUE DE LOS PERROS


(Disculpen que no haya entrado desde el jueves. Aquì hubo feriado largo, y estuve sin salir de casa cuatro dìas. Debe ser la època. Esto saliò en Bloguetia hace miles de años, cuando me atacò una jaurìa de perros salvajes, y estuve veinte dìas en el hospital.)

-----------------------------------------------------

(Nota del Gaucho: esto es inèdito. Nunca se publicò. Lo escribiò gustavo a fines del año pasado.)


(Nota de gustavo : Este post está dedicado al querido Gaucho Santillán parodiando los hechos ocurridos hace unas semanas en las afueras de Resistencia, donde fuera atacado por una jauría de perros cimarrones).

--------------------------------------------------------

La tarde caía y la paisanada se arrimaba al boliche para tomar una ginebra antes de ir a sus ranchos, donde chinas y guríes esperaban ansiosamente el retorno de los indomitos reyes de las pampas.


El Aujero ´el Cuis era el único boliche de campo que quedaba en la ciudad de Resistencia. Allí, los más indómitos gauchos se resistían al paso del tiempo, negándose a caer en la seducción de los pubs y los bares de decorados extranjerizantes.

Cabe aclarar que los parroquianos habituales se ganaban la vida como profesionales, banqueros, burócratas y entre ellos había hasta algún que otro modisto. Pero todos ellos, respetando las ancestrales tradiciones de su tierra, al terminar su actividad diaria se vestían de gauchos, y pasaban por el boliche.


En su afán purista, los clientes del bar mantenían intacta su lealtad a la bota de potro, lo que hacía que los dedos de los pies se llenaran de mugre al contacto con el suelo de tierra apisonada del recinto. Los más extremistas, se negaban a sentarse en nada que no fuera una calavera de vaca.


En el recinto, estaba prohibido hablar de fútbol, limitándose las conversaciones deportivas a tópicos como las cuadreras, las bochas o la taba.
En materia de política, no se podía de común acuerdo mencionar a ningún prohombre posterior a Roca y Avellaneda.


Tan lejos llegaban en su fundamentalismo tradicionalista los parroquianos, que habían declarado que dentro del ámbito de la pulpería la vinchuca sería considerada fauna autóctona protegida.


Y no faltaron aquellos que trataron infructuosamente de incitar a los wichis a un malón, cuando, aburridos por la falta de acción, comenzaron a pensar en darles uso a los Remingtons heredados de sus antepasados.


A este refugio de virtudes argentinas, una tarde entró apresurado uno de los habituales clientes del boliche. Tan turbado estaba, que hasta estacionó el flete en doble fila. Saludó, se acodó en el mostrador, le pidió una ginebra al pulpero, y dijo en voz fuerte, para no tener que repetirlo:


-Lo han heriu al Santillán!


-Canejo, y como fue?-preguntó un viejito rotoso que era en realidad el dueño de una próspera cadena de boutiques.


Los demás se arremolinaron ansiosos en torno al recién llegado, para escuchar la relación del infortunio.
Y es que Santillán era uno de los más respetados en el pago, pese a su insistencia en usar bombachas batarazas floreadas.


-Han sido esos sotretas de los perros cimarrones. Lo han emboscau de a traición, los muy maulas.


-Cuántos eran, los disgraciaus?-inquirió el pulpero, que era además el poseedor de una discoteca en el centro de Resistencia.


-Santillán contó unas ochocientas patas, así que serían unos doscientos cimarrones que se le fueron al humo. Pero Santillán no se achicó, peló el facón, y les dentró a dar pa´que tengan y pa´ que guarden, a los brutos.


-Y cómo está, el Gaucho ?-intervino otro de los clientes, de profesión decorador de interiores.


-Medio mordisqueau, pero no va a estirar la pata por un malón de cuzcos.
Ya la culandrera le hizo las curaciones.


-Güeno, pero tanto perro junto, no es normal.
Alguien los debe de haber sublevau, pa´que se vengan tan en montonera-reflexionó el pulpero.


-Justamente.
El Gaucho alcanzó a reconocer al que los mandaba. Era el Mendieta-aclaró el narrador-. Parece que el animalito, desde que se nos fue don Inodoro, se ha puesto cimarrón, de la pena.


Y ahí fue que esos curtidos hombres de campo, exclamaron al unísono:


-Qué lo parió!


(Autor ; gustavo)

Buenos dìas.


-----------------------------------------------------------------


93 comentarios:

Julie dijo...

Madre mía!!! Ochocientas patas, el ataque debió de ser feroz. A mi una vez me mordió el perro que encontré en la carretera un mastín montaña del Pirineo, al que luego cuidé hasta que murió... He tenido muchos perros, pero sí te diré que me salvó la vida mi padre de una jauría de cerdos hambrientos. Es horrible cuando tienen hambre estos animales. Tenía yo quince años... Por eso lo entiendo perfectamente. Mi cariño, Gaucho. Una interesante historia.

Graciela dijo...

Que ataque!!...bueno, me alegro que hayas salido bien de esa situación...por que habrá sido?
Te dejo un gran Abrazo

emily1 dijo...

me haces recordar tantas cosas gaucho:))
saludos

Patty dijo...

Jajajajaja en medio de mis risas (que son de puros nervios jarochos eh?)te veía entre 800 patas ahí dándote vueltas y vueltas cual trompo zumbador ufffffff pobre de ti Gaucho... al menos la cosa salió bien..... besitos ^,^

pd. Y las vacunas antirrábicas en la panza???? ufffffffffff :(

alma dijo...

Bueno...al menos lo cuentas ¡y con cuánto arte!

:D

Un beso, Gaucho

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Alma, el relato es de Gustavo. Gracias a Dios no pasò nada demasiado grave. Un abrazo.

Patty, acà ya no te ponen las vacunas, porque dicen que la rabia està erradicada. No fueron docientos perros, sino unos doce. Y me mordieron bastante, te aseguro. 50 puntos entre brazos, pies, y la cabeza. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Emily1, yo tambien recuerdo, amiga. Pero no con gusto. Estuve bastante mal. Un beso.

Graciela, me atacaron por la ruta. Yo andaba en moto, y al pasar un lomo de burro, uno me mordiò un pie, y los demàs me atacaron. Un abrazo.

Julie, fueron doce perros, pero parecìan 800. Eso sì, los cerdos son mas peligrosos. A esos les tengo miedo. Un beso.


Saludos a todas

PACO HIDALGO dijo...

Por poco no lo cuentas, Gaucho; menos mal que no saliste tan mal parado como parecía la situación; es que los ataques perreros es lo que tiene. Buena semana, amigo Gaucho.

don vito andolina dijo...

Hola amigo Gaucho, menuda história tétrica nos mandas hoy....menos mal que saliste bien parado al menos algo es algo...pero vaya no te enmiendo la plana....
Gracias afortunado amigo,pasa buena tarde, besos caninos...cómo no¡¡¡¡

don vito andolina dijo...

Hola amigo Gaucho, menuda história tétrica nos mandas hoy....menos mal que saliste bien parado al menos algo es algo...pero vaya no te enmiendo la plana....
Gracias afortunado amigo,pasa buena tarde, besos caninos...cómo no¡¡¡¡

AMBAR dijo...

Hola Gauchito.
Lo siento y perdoname, tu, entre 800 patas y yo, partiendome de la risa, tu, en manos de la "culandrera", y yo, rezando para que las curas fueran bien, menos mal que así fue y hoy sigues entre nosotros, para poder contarnos más de estas interesantes, simpáticas e increibles historias, espero que no te hayan quedado muchas cicatrices.
Un abrazo.
Ambar.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Veo que fuiste protagonista de un hecho propio y un relato ajeno. Todo un personaje... Me alegro que no pasara nada.

Dav dijo...

De solo pensarlo Gaucho, se me pianta un lagrimón con el "cuiqui" que le tengo a los perros.

buda dijo...

Dios mio,menos mal que puedes contarlo.

Un besico

Brujotinto dijo...

La próxima vez ande con facón más grande y un poncho más grueso.

Salud!!os

enletrasarte(Omar) dijo...

caray, que tenemos diez perros y si me van a atacar, mas me vale salir de raje jejeje
saludos

elisa...lichazul dijo...

recuerdo este texto, no sé cuando fue que lo leí, pero es muy bueno, el uso de oralidad es un gran aporte para que nosotros los lectores demos rienda suelta aún más a nuestra imaginación
una vez más Felicitaciones Gaucho

Miles de alegrías, mucho amor y salud son mis deseos pa'ti querido amigo en estas fiestas que nos aproximan
Besitos y luz!!

Taty Cascada dijo...

Añoooos atrás, cuando mi vida era simple -no me había casado-, en una excursión a la montaña, a mi regreso nos topamos con una jauría de perros salvajes, no te imaginas el susto que pasé ufff.
Un abrazo Gaucho

Rafael Requerey dijo...

Llevaba tiempo sin visitarte (te debo una cosilla), pero es que lo de ser abuelo me quita todo el tiempo. Y de esta guisa he dejado la escribanía y la oratoria por los pañales, el biberón y los mimos. Magnífica narración. Sabes que tengo debilidad por todo lo gaucho y por Argentina. No sabes lo que daría por poder pasar unas temporadas por esas tierras. Un abrazo hermano.

elisa...lichazul dijo...

erratas,

el texto no es lo que recuerdo sino el hecho del ataque de los perros
sorry, me doy cuenta de que el texto es nuevo y de Gustavo , pero , si recuerdo que lo dijiste o comentaste eso del ataque perruno hace tiempo

ya , eso era ,aclarado te dejo otro besito y luz:)P

Mª Carmen dijo...

Jolín! Menuda suerte tuvistes, jaja aquí en mi tierra te hubieran dicho, bicho malo nunca muere.Una manera muy simpática de contarlo.Me alegro que sigas vivo porque sino no te hubiera conocido jeje, es broma.Abrazos.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

MºCarmen, sì, gracias a Dios, estoy vivo. Corrì peligro. Perdì bastante sangre. Pero aquì estoy. Un abrazo.

Elisa, todo bien. El texto es de aquella època, pero yo no lo habìa publicado nunca. Es un buen cuento, el de gustavo. Un beso.

Rafael Requerey, tanto tiempo! asì que abuelo. Yo todavìa no lo soy, pero ya llegarà. Cuando vengas a la Argentina, cuenta conmigo, amigo. Un abrazo.

Taty Cascada, yo juro que no me imaginaba que podìa pasar esto. No imaginè, realmente. Los perros pueden ser peligrosos. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Elisa, te acuerdas del ataque, es verdad. Este relato no se publicò nunca aquì. Es de la època de Bloguetia. Un beso.

Omar entrelasarte, en verdad, ahora yo soy mucho mas prudente. No me esperaba eso. Cuidate. Un abrazo.

Brujotinto, la pròxima vez voy con una escopeta!!! Un abrazo.

Buda, la verdad es que sì. Corrì peligro real, y me quedaron algunas cicatrices en los brazos. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Dav, yo quedè un poco acomplejado, tambièn. Es algo que uno no espera, y si bien me encantan los perros, ahora les desconfìo. Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero, bueno, tanto como nada, no fue. Me hicieron unos cincuenta puntos de sutura en brazos, piernas y cabeza. Pero aquì estoy, gracias a Dios. Un abrazo.

Ambar, me quedaron varias cicatrices en los antebrazos. No se ven mucho. Pero las muestro y digo que fue en la guerra, peleando contra los gurkas. jajajajaja!!! un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Don Vito andolina, la suerte es que salì vivo y sin marcas en la cara. Pero fue uno de mis peores momentos, realmente. Un abrazo.

Paco Hidalgo, realmente es una suerte. Recordarlo me asusta. Trato de no hacerlo ucho, realmente. Un abrazo.


Saludos a todos. (Pasaron mas de 15000 comentarios, ya!)

Juana dijo...

Hola Gaucho

Santo Dios! mientras leía los pelos se me ponían de puntas.

Qué bueno que lograste salir airoso aunque sea físicamente, pues mentalmente, creo será siempre vigente

Salu2

Alicia María Abatilli dijo...

¡Qué pena, Gaucho! ¡Qué pena!
Lamento esa malísima experiencia.
Un abrazo.
Alicia

Pluma Roja dijo...

Qué horror caer en garras de perros salvajes. Menos mal saliste con vida.

Buen relato.

Saludos y felicidades.

Hasta pronto.

GABU dijo...

Jajajajaajajajaj

A pesar del mal momento pasado Gustavo tuvo la deferencia de darle cierto tenor de ternura al episodio,no?? ;)

P.D.:'Cuzquito' es una palabra que sin motivo aparente siempre me resultó agradable,además de hacerme reir mucho al escucharla...

BECHIOS MUCHIOS :)

A.K.E. dijo...

Una historia digna de un cuento de terror que es peor leerla sabiendo que fue real. Suerte que la has podido contar.
Un abrazo y cuídate.

OPin dijo...

Me cuerdo que cuando lo contó le habíamos insistido en que se diera la antirrábica y usted se negó de puro porfiado.
Que quiere que le diga, aunque sea para joder me gustaría publicarlo en NSE. ¿Me deja?

Un abrazo.

Ktaná dijo...

uuuh Gaucho eres sobreviviente entonces , algo tendras que darnos pal 2012 pues si te dejaron vivo eres una vacuna viviente , un reservorio de resistencia total

Marinel dijo...

Me muero yo si veo ochocientas patas de cimarrones de esos acorralándome...uffff
Menos mal que estaba bragau el Santillán,ja,ja,ja
Me ha gustado mucho leer esto en esa jerga gaucha y argentina.
Muy güeno,sí señor.
Espero que sea un relato exagerado de alguna anécdota que te sucedió.
Besos.

Paredes dijo...

Talvez "o MAIOR INIMIGO" do cão seja justamente o homem!!!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Paredes, acho que sim, mais eles eram muitos!! um abraço.

Marinel, la ùnica exageraciòn, es que eran unos doce perros, y no docientos. Por lo demàs, realmente pasò. Un beso.

Ktana, hubiera preferido no ser reservorio. Duele! un beso.

Opin, publiquelò, nomàs. No hay problema. Eso sì. No sè como sacar esas rayas amarillas. Encima que me mordieron todo, usted querìa que me vacunen? Yo paso. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

A.K.E. la historia existiò, es verdad. Pero gustavo la exagerò. Fueron unos doce perros. No docientos. Un abrazo.

GABU, gustavo siempre excribiò muy bien. Y es buena persona. Pero anda perdido. Volviò al paìs y no tenemos contacto. Un abrazo.

Pluma Roja, gracias. Felicidades para vos tambien! un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Alicia Marìa Abatilli, sì que fue mala. No le deseo a nadie una cosa asì. Un beso.

Juana, sì es verdad. Me quedò una desconfianza hacia los perros que me va a acompañar de por vida. Antes era mas confiado. Pero bueno, ya pasò. Un beso.

Saludos a todos

Elizabeth dijo...

Me alegra saber que te hayas recuperado. Tu perfume siempre engalana nuestras paginas.

He visto manadas de perros atacar al ganado en la finca de mi abuelo. Y es aterrador.

Celebro tu vida y cada uno de los instantes en que logras sorprendernos.

Besos!

Rochitas dijo...

ACA EN ESOS 4 DIAS QUE UD ESTUVO DE RETIRO, NOS JUNTAMOS CON PARTE DE SUS AMIGOS, Y LE DEBERIAN HABER PICADO LAS OREJAS. HAY QUE INVADIR ROSARIO, CORDOBA O TIERRA CHAQUEÑA?
SOY PERRO EN EL CHINO Y SIN EMBARGO... JAMAS TUVE UN BUEN RAPPORTO CON ELLOS. 20 DIAS EN UN HOSPITAL NO SERA MUCHO :O

Lucía Camila Leiva dijo...

Gracias GAUCHO, por entrar a mí blog siempre...sos bienvenido!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Lucìa Leiva, gracias a vos. Entro donde me gusta, realmente. Un abrazo.

Rochitas, tuve 52 puntos de sutura entre la cabeza, pies, y brazos. La curaciòn completa durò bastante mas. Y en el chino yo soy rata y tampoco andamos bien con los perros. Un beso.

Elizabeth, gracias. Me recuperè bien, pero me quedò un cierto temos a los perros grandes y desconocidos. Un beso.

Saludos a todas.

magu dijo...

DON GAUCHO
En el mismo momento que leí el cuento, mis perras asustaron a TUNO uno de mis 10 gatos (acordate que tengo seis perros), pero es porque TUNO les demuestra miedo, que no te quede temor por los grandotes, son más bobos que los falderos, el tema es demostrarles superioridad, mirá a cesar millán

CarmenBéjar dijo...

Gacuho, el ataque de un perro es cosa seria... pero de tantos... ¿Conservas las manos todavía?
Saludos

Ktaná dijo...

igual Gaucho sos genial , jajaja eres de goma ciertamente, despues de 56 puntadas , espero que no te hayan herido tu lado interesante jajajaja
sino no estarías contandola de nuevo y andarías a lo Rambo matando pichichos y galgos a diestra y siniestra .Un beso

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Ktana, no, ahì no me mordieron. En la cabeza, los antebrazos, las manos y un pies, sì. Igual, al mas grande lo vi muerto, mas tarde, atropellado por algùn auto. Un beso.

Carmen Bèjar, si, gracias a Dios. Me quedaron cicatrices en el antebrazo derecho, sobre todo. Pero mucho no se notan. Un beso.

Magu, a Cèsar millàn el otro dìa lo mordiò un bull Dog y quedò pataleando. Yo por las dudas me cuido. Un abrazo.

Saludos a todas.

Soledad dijo...

Antes que nada Gaucho, te he de decir que he estado traduciendo.
Que horror todos esos perros verlos venir, y saber que no es con buena fe.
Después de todo, menos mal que debías tener botas de potro, por lo menos los pies se salvaron.

En serio, tiene que ser de pánico, pero bueno, aquí estás para contarlo.

Un abrazo y muy buen relato, aunque no tuvo que pasar.

Fiaris dijo...

huy,huy,huy,cariños gauchito.

Perla A dijo...

Peor hubiese sido una jauria de Mendietas! que el tal Gustavo se sienta afortunao!

Hasta luego y saludos!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Perla A, el Mendieta era flaquito! a mi me mordiò uno grandote. Pero bueno, ya pasò. Un beso.

Fiaris, ni tiempo para decir eso, tuve. Un abrazo.

Soledad, en realidad el ataque fue sin previo aviso. No me di cuenta que podìa pasar. Pero bueno, por suerte, hoy ya es un recuerdo. Un beso.

Saludos a todas.

Gizela dijo...

Bueno Gaucho, lo mejor es que estás bien, es sólo un recuerdo, y eres protagonista de una historia jajajaja!!!!
Pero puedo imaginarme, ese día, el susto y los dolores jajaja!!!!
BESOTESSS

medianoche dijo...

Pobre mendieta, seguro que enloqueció de ausencia, y los cimarrones se le pegaron al traste como sopapa… el medio atontado no sabía bien que pasaba; Gauchito muy lindo relato, seguro que fue un cusquito el de la historia jajá, pero me encanto el relato de tu amigo, muchas gracias por avisarme.

Besitos

Bichicome dijo...

Aujero ´el Cuis es uno de los mejores nombres que lei en mucho tiempo

Paredes dijo...

Todo ataque seja de qual animal for ,sempre é devastador e traumático!
uma história para toda a vida...


um abraço!

(quase inacreditável pensar em cães "selvagens" ???
)

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Paredes, eles sao caès domèsticos, mais vivem sozinhos. E forman grupos como lobos, e sào muito agressivos. Um abraço.

Bichicome. El boliche "el aujero`el cuis", està en muchas historias de gustavo. En Bloguetia hay mas de diez. Un abrazo.

Medianoche, gustavo escribe muy bien. làstima que hace tiempo que estamos desconectados. Un beso.

Gizela, sì ya pasò. Lo que mas recuerdo, no es el dolor, sino la bronca que tenìa. Querìa darles con una escopeta, pero no llevaba. Un beso.

Saludos a todos.

PiliMªPILAR dijo...

Me salen a mí 800 patas de improviso, y me concateno para siempre con el zoo...
Lo malo es el resultado hospitalario.
Abrazos

MA dijo...

Un placer leer tu entrara de post como siempre...

Gracias mil amigo Gaucho por tu huella bloguera en este post de hoy donde vosotros sois los protagonistas del post, deseándoos a todos y cada uno de vosotros:

Feliz Navidad un año más.

Besos de MA.

noah dijo...

Muy bien escrito, pero que angustia..

Un abrazo con bozal

Gran Visigoda dijo...

¡Que mal rato debiste pasar !, los perros encolerizados dan pavor, a mi me ataco uno cuando era pequeña y tarde años y años en quitarme el trauma de encima... no quería ver un perro ni de lejos.

Un abrazo.

maria cristina dijo...

Qué terrible experiencia Gaucho, y con lo que uno quiere a los animales, esto es doblemente doloroso. Mi entrada tenía otro motivo pero no pude sustraerme a leer el trabajo de Gustavo, muy buen relato. Y quería avisarle que no puedo entrar a mi blog con nuevos trabajos ni recibir sus novedades del día, algo me está encerrando desde ajuera! Un abrazo

OZNA-OZNA dijo...

no sabes lo que me alegro querido y admirado escritor y amigo que hubieses salido indemne de este ataque , para así poder contárnoslo, besinos miles con todo mi cariño y admiración

Alberto Pez dijo...

Mas que pior si me lo agarraba la Eulogia, Gaucho...
dele gracias al Tata Dios...

Lapislazuli dijo...

Que ataque!! y yo que me he lamentado por años que me mordio un caniche, jaja. Un abrazo

mariarosa dijo...

Bueno querido Gaucho, el tal Gustavo, debe ser pupilo tuyo. Muy buena entrada.

mariarosa

Palabras como nubes dijo...

"Qué lo parió". Tal cual.
Buenísimo, mis felicitaciones a Gustavo y gracias a vos por compartirlo acá.

Abrazo
J&R

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Palabras como nubes, gustavo escribe muy bien. Pero anda perdido! Un abrazo.

Mariarosa, gustavo escribìa muy bien. En su estilo. Pero despuès la vida sigue su curso. Asì es. Un beso.

Lapizlàzuli, me mordieron feo. En serio. Pero ya pasò. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Alberto Pez, la Eulogia tambien mordìa??? La flauta!! Un abrazo.

Ozna Ozna, bueno indemne no salì. Me hicieron 52 puntos de sutura! Pero al menos estoy vivo. Un beso.

Marìa Crstina, sì, me parecìa que no estabas posteando. A mì me pasò que otra gente tuvo acceso a mi cuenta la otra vez. Son cosas de blogger, creo yo. Que se te arregle. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Gran visigoda, tambien a mì me quedò el trauma. Les tengo desconfianza, desde entonces. En fin, al menos, lo puedo contar. Un beso.

Noah, gracias. El tema es que mas que bozal, me gustarìa haber tenido una escopeta. Un beso.

MA, gracias a vos por pasar. Un gusto leerte. Un abrazo.

PilimPilar, no fueron tantos perros. Solo una docena. Pero alcanzò para mandarme al doctor!! En fin. Un beso.

Saludos a todos.

Narci dijo...

Toda una proeza la de ser atacado por 12 perros que parecían 200 y vivir para contarlo. Sin duda tu ángel de la guarda no andaría lejos, o no los pillaste con hambre, que si no... no quiero ni pensarlo...

Me encantan los perros pero si me ocurriera algo así creo que los aborrecería para siempre.

Besos y cuídate de los caninos cimarrones.

Poemas del Alma dijo...

Gauchito querido por suerte estas aqui para contarlo y un poco de ejercicio no viene mal jajajaja.
Gracias mi querido Gauchito por este año que ya se va, me has robado varias sonrisas cuando mas las necesitaba.

..............¨♥*✫♥,
.........,•✯´.........´*✫
.......♥*................ __/\__
.......*♥............… ..*-:¦:-*
...¸.•✫.............……/.•*•.\
...~`,`~.................. |
¸....✫................... *•*
´¸...*♥..´¸...........*♥♫♥*
´¸¸♥*................✯•♫•♥•*
´¸.•✫ .............. *♥•♫•♫♥*
~`,`~............. ✯♥•♦♫♥•♥*.
`.✫`.............. *♥☺♥•♥•☺♥*.
●/................✯♥•♥♠♫♥#♥•♥*..
/▌................*♥♫•♥♫•♥♫♥•♫♥*
/ \....................... ╬╬╬╬

♥….-*♥♫♥**♥♫♥**♥♫♥*-….♥
.-*♥♫♥FELICES FIESTAS♥♫♥*-.
♥….-*♥♫♥**♥♫♥**♥♫♥*-….♥
.-*♥♫♥QUERIDO GAUCHITO♥♫♥*-.
QUE DIOS TE BENDIGA Y QUE
ESTE NUEVO AñO LLEGUE
CON MUCHO AMOR Y FELICIDAD
BESITOS Y TODO MI CARIÑO
♥♥….-*♥♫♥NOEMI♥♫♥*-….♥♥

Tatuagem dijo...

Desde chica tengo miedo de perros, pero hay que mirarlos en los ojos y no tener miedo.

Buen relato,

Besos gaucho!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Tatuagem, dicen que sì, pero, como se evita tenerles resquemor, cuando te pasò una cosa asì? Celebro que te guste. Un abrazo.

Poemas del alma, gracias! que bonito arbolito. Felices fiestas para vos, y que Dios te bendiga. Un beso.

Narci, me salvò otra gente. No sè si solo hubiera podido. Y no los aborrezco, pero les tengo desconfianza. Es lo que quedò. Un beso.

Saludos a todas.

Elizabeth dijo...

¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨O
¨¨¨¨¨¨¨¨¨*o*
¨¨¨¨¨¨¨¨*♥*o*
¨¨¨¨¨¨¨***o***
¨¨¨¨¨¨**o**♥*o*
¨¨¨¨¨**♥**o**o**
¨¨¨¨**o**♥***♥*o*
¨¨¨*****♥*o**o****
¨¨**♥**o*****o**♥**
¨******o*****♥**o***
****o***♥**o***o***♥ *
¨¨¨¨¨____!_!____
¨¨¨¨¨\_________/¨¨

Felicidades amigo!!!

Ricardo Miñana dijo...

Al final todo salió bien.
Que disfrutes estas navidades.
¡felices fiestas!
un abrazo.

Paredes dijo...

Pensando bem, "pessoas domésticas" quando andam em "bandos" tornam-se agressivas(corajosas?),assim como os cães domésticos que se tornam "selvagens" quando em "grupos"...

um abraço
bom fim de semana,
amigo Gaucho

Steki dijo...

Muy buen relato el de Gustavo! Yo me acuerdo de tu ataque. Fue tremendo. Pobre Gauchete!

Gauchito: sabés que no estoy entrando en los blogs porque me tomé unas vacaciones de blogs pero bueno, una tiene su corazoncito! Cómo no pasar a saludarte.

Un beso grande!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Steki, gracias por pasar. Que pases unas felices fiestas con tu familia! un abrazo.

Paredes, acho que vecè è certo. As vezes, as pessoas sao pior que càes. Um abraço. Òtimo fin de semana.


Ricardo Miñana, Felices fiestas tambien para vos. Un abrazo.

Elizabeth, gracias por pel arbolito. A mì no me salen esas cosas. Un beso.


Saludos a todos.

Geraldine, dijo...

amigo...paso a desearte unas maravillosas fiestas y a ver si me pongo al día con tus escritos...beso enorme!!!

Alcudia de Veo dijo...

Curioso, contar patas para saber cuantas bocas habian. dificiles momentos debiste pasar, pero ¿como se atrevieron esos infames cimarrones a atacarte? no sabian quien eras?. suerte que te recuperaste bien.

José dijo...

Olá Gaucho!

O ataco dos cães pode ser perigoso, se eles, os cães não estarem vacinados contra a raiva. Já me riu um pouco posso ir andando.

Feliz Natal

abraço,
José.

Javier F. Noya dijo...

Lamento haber llegado tan tarde a este relato, porque me privé de más de una sonrisa, tanto por el relato en sí (ahora que se sabe que estás bien) como del recuerdo por haberlo leído. Brindo con ginebra, que no tanto por cuestiones atadas a la tradición, es mi aguardiente preferida. Bols, no Llave, porque soy porteño, como pidió un paisano a su pulpero en alguna visita que hice a pagos tierra adentro. Gran Abrazo.

Fiaris dijo...

Me pase a saludarte,cariños

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Fiaris, gracias, buen fin de semana. Un beso.

Javier Noya, es cierto, en el interior, la Bols resulta muy dulce. Se toma Llave, o Nèctar. Este relato nunca lo publiquè yo, en realidad. Saliò en Bloguetia, hace mucho. Un abrazo.


Josè, Obrigado pela visita amigo, è Bom Natal pra vocè tambem!! um abraço.

Alcudia de Veo, atacaban cualquier cosa con ruedas, como hacen los perros, y yo pasè despacio con la moto y me agarraron un pie. Un abrazo.

Geraldine, tanto tiempo. Que pases feliz navidad, amiga. Un abrazo.


Saludos a todos, y buen fin de semana.

Esilleviana dijo...

Un buen regalo de tu amigo Gustavo, que sabe que las tradiciones de la pampa hay que conservarlas. Las extensas llanuras de esta provincia hace que la vida se vida como una balsa.

Una lectura entretenida y curiosa.

un abrazo y gracias por tu comentario.

Norma Ruiz dijo...

El gaucho Santillàn:
muy buen relato el de Gustavo, ¡què terrible experiencia¡ 12 perros, 52 puntos de sutura¡ hay amiguito me duele el alma y me imagino lo que te habrà dolido las mordidas.
eres un sobreviviente de la guerra perruna¡
felices fiestas gauchìn¡ lo mejor del mundo para vos, en este año nuevo.
besos inmensos

Etienne dijo...

Mala cosa los perros sublevados... Habrá que andar con cuidado en las calles solariegas de ahora en más!
Genial relato! De un momento poco elegante, un texto impecable, hasta diría gracioso!
Abrazos!!

Minombresabeahierba dijo...

Pobre Mendieta, para que la "soledá no nos deje sólos"...a veces nos volvemos cimarrones...ó "siquerida"

Gran Abrazo

Adrián J. Messina dijo...

A veces te sigue uno medio encobronado, a lo sumo por las veces en las que la gente los quiere echar, y caminamos hacia adelante con cara de nada y éste no para, sigue y chumba y hasta amenaza.
Pues esto me pasó hace poco y era bastante grande y callejero el don perro en cuestión. Imagino lo que habrán sido unos cuantos...
Bueno creo que quedó claro.

Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Ya me parecía que el Mendieta tenía que ser de la partida! jejejeeje
(Digna colectividad para acompañar al Inodoro!)

Un abrazo.

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Te dejo mi saludo navideño en mis coplas, querido Gaucho:

COPLAS DE NAVIDAD
En Belén nos nació un niño...
cuando hombre, murió en la Cruz.
¡Esperanza dio a la Tierra;
al corazón, la luz!

Su mirada, de ilusión;
su nariz, con un lunar;
sus cabellos, de ensueños
y su boca, para amar.

Sus manitas regordetas
con deditos sonrosados
ya nos dan su bendición.
¡Somos sus seres amados!

¡El Niño duerme feliz!...
Un buey le cuenta secretos,
la vaca le dice muuu
y un gallo se queda quieto.

Mientras duerme el Niño Dios,
María lava pañales,
San José ordeña una cabra
y ahuyenta todos los males.

Llegan todos los pastores,
a adorarlo, desde el cerro.
Traen leche y corderos,
pan crocante y un cencerro.

Para él, los pájaros trinan,
se oyen alegres gorjeos.
Los grillos hacen cricrí
y a las cigarras no veo.

La estrella en Belén titila,
al Niño quiere anunciar.
Unos sabios Reyes Magos
ya la siguen sin parar.

Adoran al Niño
María y José,
todos los pastores,
los Reyes también.


Marta Alicia Pereyra Buffaz
Morteros, 14-12-03

Común dijo...

Hola!!!

Tanto tiempo, ¿Cómo estás??, en estos días donde uno hace algún balance, espero que los tuyos sean positivos y que el año que llega te encuentre lleno de felicidad……al igual que yo.

Los perros me encantan, pero les tengo mucho respeto, ellos son animales y actuan como tal....

Un abrazo de oso.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Comùn, Marta Alicia Pereyra Buffaz (hermosa composiciòn!), Neogèminis, Adriàn Messina, "Minombre", Etienne, Norma Ruiz, y Esilleviana, gracias. Gracias por estar.


Un abrazo a todos.

Princesa Adora dijo...

Gaucho , menos mal que ya pasó. Ahora qué ataque debe haber sido para estar hospitalizado tantos días!!! Wow!!

Repito, menos mal que ya pasó y que hoy nos cuentas estas "cosas raras"

Un gran cariño!!

medianoche dijo...

¡¡¡Feliz navidad y prospero año nuevo, muchas felicidades para todos…!!!

Besos