Gente Sensible

jueves, 24 de abril de 2008

FLORES EN EL DESIERTO

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Mensajeros del paso de los tiempos.

Hace poco, la señora Marìa Antonia Huete, de "Literatura de Priego", (España), escribiò un soneto muy sentido y "rabioso", a raìz de algùn tipo de decepciòn sufrido en su vida de relaciòn.

Ser decepcionado por gente de la que uno no lo espera, es duro, pero convengamos que nos acostumbramos a fuerza de sufrirlo cotidianamente.

Escribir, aunque sean cosas vanas, nos ofrece un escape a estos sinsabores. A la bajeza de la gente. A lo mìsera que pueden ser las personas, habiendo intereses de por medio. A la mentira ajena. Y a nuestras propias mentiras.

En fin, a la mugre que nos rodea. El "mundo".

Pero, que pasa si uno de decepciona de su propia vida? Como escapa de eso?

"Delante de un vaso, amanezco pensando,/en duras derrotas, en fieros peligros......."

No se puede cambiar el pasado, pero se retoña en los hijos. Gracias a Dios!!

----------------------------------------------------------------------------------------------

Para alegrar mi pasado sombrìo,
concebì aquel sueño, estando solo.
Aùn persiste, aquì, ante mis ojos.
Pero es inùtil, porque ya no es mìo.


Para alegrar mi presente sombrìo,
nacieron las flores, en desierto tosco.
Que rìen e ignoran, el destino torvo,
que a todos acecha, y que ya es mìo.


Incierto futuro, que yo no conozco,
esperar no puedo , porque ya he bebido,
de la horrible hiel, de ser un estorbo,


en un mundo alegre, càlido y tibio,
donde no hay sorpresas, donde llega todo.
Ese mundo ajeno, que no ha sido mìo.


Buenas tardes


------------------------------------------------------------------------------------------------

24 comentarios:

roxana dijo...

Muy lindo poema...
Es verdad, el pasado no se puede cambiar, pero aunque sea pongámosle una esperanza, aunque sea chiquita al futuro...
Es lindo soñar despierto...

Steki dijo...

Ah, no!
Gauchito, cuánta tristeza!
El pasado, para lo único que nos sirve, es para no cometer los mismos errores en el futuro y, a veces, ni siquiera nos sirve.
Preguntámelo a mí!
Pero nada de pasados ni futuros.
La vida es hoy y ahora y no hay que dejar que se nos quede nada en el tintero.
BACI, STEKI.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola Roxi y Steki. Es cierto, nada se puede cambiar. Y solo se puede vivir el presente. Pero soñar con que nuestros hijos no repetirán nuestras macanas, te da ilusión, che!
Saludos

kiradakash dijo...

Hola mi amigo gaucho,me encantó el poema,cuanto tiene de verdad.
le dejo un beso.

Emilio Siciliani dijo...

Hola Gaucho, comparto con vos esa ilusión de presevar a nuestros hijos de nuestros errores, porque es algo que nos anima a compartir con ellos nuestras experiencias y contarlas. Por lo menos, en mi caso, a algunos les gusta a otros no y tengo una nieta que es fanática de mis relatos, con lo cual mi consuelo es mayor.
Un abrazo.

Ericram dijo...

Yo estoy absolutamente seguro que mis hijos no van a cometer mis mismos errores.
Porque ambos tienen una personalidad absolutamente definida, uno ha tenido las bolas necesarias para "patear el tablero", cosa que me enorgullece enormemente, y el otro aún no ha encontrado su profesión, pero busca permanentemente y no baja los brazos, y eso es muy valorable para mi.
Muy buen post, te deja pensando, aunque no me guste mucho :P
Abrazo fernecero !!!

vegetal dijo...

guau...por mi parte, yo prefiero no tener hijos...pero en ese caso...que me ayuden a exterminar a los emos, a los enanos, etc...en fin gaucho...paso demasiado tiempo me parece...saludos...

babylonia dijo...

Gaucho, yo como Moria no miro "VOLVER", en realidad considero que de nada vale arrepentirse de lo pasado (cuenta lo vivido, hecho etc., usté sabe) y tomo lo que usté dice: soñar y desear que nuestros hijos no repitan nuestras macanas...pero...a veces de tal palo...tal astilla (creo que así es el dicho, NO?).

roxana dijo...

Es verdad Gaucho, yo también quisiera que mis hijos no repitan los mismos errores que cometí yo... pero a veces los padres cometemos el error de no dejarlos que ellos mismos se den la trucha contra la realidad... por miedo a que sufran lo que nosotros hemos sufrido... Pareciera que quisiéramos ahorrarles tiempo y sufrimiento...Nuestros errores les pueden servir de ejemplo o no, lamentablemente para nosotros son ellos quienes deciden acerca de su propia vida...
Y bien como dice el dicho, "Carpe Diem" (ayer lo escuché durante todo el programa que están pasando por el canal Volver en la novela "De poeta y de loco" )
SAludos a todos, me voy yendo a laburar para Lima...(espero no hacerme moco en la ruta)

lichazul...elisa dijo...

gaucho

florecer en donde no había esperanza es una bendición

y aunque la flor huela a podrido
hay vida en ella
y ha de respetarse

aunque la flor no respete a su raíz
pués más temprano que tarde
la flor se renueva como la vida que late.


gracias por tus pasos en casa
blogueratura es un portal de personas o bloghs dedicados a la creación de prosa-ensayos-poesía-etc

muakismuakis

El Gaucho Santillán dijo...

Gracias, Kira. Un beso.

Eric, es una suerte que los hijos te enorgullescan. A mì me pasa.

Emilio, que bueno. Tengo un hijo con tu mismo nombre.

Vegetal, siempre hay tiempo.

Baby està bien, no se puede cambiar nada, pero....que bueno serìa no?? jajajajaja!!!!

Roxana, vas en auto?????? Pedì viàticos che!!!

Elisa, un gusto, como siempre.

Saludos. me voy a tomar algo, hace 40 grados!!!!

roxana dijo...

Gaucho voy en remis, y aparte algo de viáticos me pagan...
Por suerte la ruta OK! Veremos a la vuelta con que me encuentro...
Buen finde para todos y que la pasen lindo!
Cariños

F. Boyd dijo...

Buen poema, Gaucho.

Vill Gates dijo...

Buen poema Gaucho, como siempre.

Largá a los marcianitos. jajajaja!!!!

El Gaucho Santillán dijo...

Que cosa Vill!!! a esta altura del partido!!!! jajajajajaja!!!

Gracias Boyd.
Saludos

Jordi Pimiento dijo...

El presente es lo que cuenta, aunque el pasado nos haya jodido en alguna ocasión. Gauchín la vida muchas veces no es vida, y otras veces es un bidón lleno de sorpresas, de imprevistos, de esperanxzas a medio camino entre la utopía y la magia.
Las hortalizas somos muy sensibles a los sentimientos que nos rodean, si nos falta amor (amor??) nos marchitamos sin remedio. A veces sólo nos polinizamos ( nos damos ración de sexo), y así vamos tirando de la vida....
Adiós,
El fresco de la huerta.

kiradakash dijo...

Hola gaucho,yo creo que me arrepiento de las cosas hechas que dañaron a mis seres queridos ,aunque hayan sido sin querer herir a nadie,lo demas,fué experiencias de vida.le dejo un beso.

Laura Berra dijo...

Hola gaucho, claro que el pasado no se puede modificar. Quizás si muy duro sólo tratar de olvidarlo y pensar en el presente y el futuro.
Con relación a los hijos cuando grandes tomarán sus propias decisiones y tendrán su opinión sobre nosotros.
Con los nietos es otra cosa, es como volver a empezar con más sabiduría y mas amor.
Buen finde y besos,

Steki dijo...

Gaucho:
Uno siempre quiere advertir a los hijos cuando vé que van derecho al "estrellato" (contra la pared).
Pero, generalmente, es una experiencia que la tienen que pasar ellos mismos.
Sobre todo nos pasa a las madres que sabemos, porque fuimos hijas también, que muchas cosas se comprenden después de haber sido madres.
Yo comprendí a la mía cuando se agarraba la cabeza conmigo!
Y siempre les digo a mis hijas que van a comprender muchas actitudes que uno toma como madre, el día que ellas lo sean.
Me enredé un poco o me parece? :( Jajaja!
Bueno, ustedes me entienden, eh?
BACI, STEKI.

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, tienen razòn. Uno trata de "avisar" de todas las cosas, pero no lo escuchan. Lo mismo que hizo uno a su vez.
Jordi, es como vos decìs, "a falta de pan, buenas son tortas" jajajajajaja!!!!
Steki, kira, un beso.

Saludos

Monotributo dijo...

si santillan no se mete el negro le da un tortazo

Mª Antonia dijo...

Querido Gaucho:
Me he llevando una gran sorpresa al ver mi nombre en uno de tus post. Es un honor que no merezco, Gaucho, aunque me satisface comprobar que ha servido de introducción al tema que tratas. Cierto es que todo el mundo se lleva decepciones en algún momento de la vida y cierto es también que a veces, podemos no sentirnos a gusto con la vida que llevamos, pero tampoco podemos lamentarnos eternamente ni, como tú dices, cambiar lo ocurrido...
De una manera u otra, lo importante es seguir mirando al frente y valorar lo que aún nos queda ... y los hijos, juegan un papel fundamental en el conjunto de aspectos por los que merecen la pena haber nacido y existir.
Tu poema, excelente.
Abrazos.

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, gracias a todos. (Monotributo, no te entendí jajajajajaja!!!)

Bueno, este mediodía subo otra cosa.

Saludos

roxana dijo...

Buen día Gaucho! Déale nomás... Suba otra cosa, poesía o historia, lo que guste que lo leeremos entretenidos.
Saludos para todos!