Gente Sensible

lunes, 6 de agosto de 2012

ESE MONJE TIBETANO



Durante los años finales de la década del 50, el mundo literario se vio sacudido por la irrupción de una estrella impactante y reveladora, "Lobsang Rampa".


----------------------------------------------------------

Lobsang Rampa, era un monje budista tibetano, que, ( sin que nadie, por lo menos al principio, se preguntara como y por qué ), empezó a describir su vida, los ritos milenarios de su religión, y la cotidianeidad de su Tibet natal, en una serie de libros que comenzaba con su titulo más famoso :"El tercer ojo".

Hay que recordar que en esa época, China mantenía (y mantiene), al Tibet bajo su dominio. Era raro que un monje pudiese editar un libro.

Pero la cultura "pop", por ese perìodo, asimilaba cualquier "misticismo" (vinculándolo siempre con las drogas psicodélicas), y como Lobsang Rampa describía muchas "vivencias místicas", con una precisión espectacular, y un estilo muy simple y ameno, sus libros fueron "Best sellers" durante los 60 y parte de los 70.

A mediados de los años 70 llegò a mis manos "El tercer ojo".Este libro relataba como èl, siendo un niño, fue descubierto como la reencarnación de un eminente Lama de la antigüedad, que era doctor, y asì fue llevado al monasterio de Lhasa, donde se le practicó la ceremonia del "Tercer ojo", que sirve para ver el aura de las personas, y poder diagnosticar enfermedades.

Encima, hacia analogías con la historia cristiana muy creíbles. Por ejemplo, decìa que antiguamente, la gente podía ver el aura. 

Por eso, en los cuadros antiguos de motivos religiosos, las personas.....tienen aura!!

Yo era un adolescente, y por supuesto, me había hecho fanático de Lobsang Rampa!! ( y de Charles Berlitz.)

Describìa la ceremonia de la "pequeña muerte", los "viajes astrales", la forma de ver el futuro en un espejo, etc. Era increíble.

Yo me leì , además del "Tercer ojo", "El medico del Tibet", "El cordón de Plata", y "La decimotercera candela".

Tuvo tanto èxito, que escribiò 12 libros, todos muy vendidos, y se hizo millonario. No daba entrevistas, eso sì. 

Todo en èl, era un misterio.

Hasta que se enfermò. Y tuvo que ser tratado en un hospital.

Entonces, la verdad salió a luz. Lobsang Rampa, no era Tibetano.

Era un inglés, que trabajó muchos años en la cancillerìa británica. Siendo destinado al Tibet, aprendió, con sorprendente precisión, muchas intimidades de la vida monástica tibetana, y, al volver a Inglaterra, fue convencido por la editorial de hacerse pasar por un monje lama, porque vendería mas.

Cuando se supo la verdad, se intentó mostrarlo como una "reencarnación" de un monje tibetano, en un funcionario inglés. 

Pero no funcionó. La gente era crédula, pero eso  era demasiado.

A su muerte, a principios de los 80, su esposa publicó un par de libros, firmando "Sarah Rampa", pero sin éxito.

Todavía tengo "El tercer ojo". Què lástima que sea todo una mentira!!

(Pero no importa, porque ya me construí la pirámide gigante en el medio del living, y no tengo que comprar hojitas de afeitar nunca màs!!)


Buenas tardes.

------------------------------------------------------------------

87 comentarios:

Alelí dijo...

yo tb los leí (aunque todavía me falta el tercer ojo).

quizás entre tanta mentira no podamos discernir qué es realmente verdadero...independientemente de ello retrata muy bien y quita varios mitos respecto de la vida en los monasterios...no?

beso gaucho!

Nefertiti dijo...

Los leí también... fui fanática y así empecé a leer más acerca de la reencarnación.
Usted acaba de tirarme un baldazo de agua fría... no sabía que no era Tibetano...
Creo que voy a llorar

Brujotinto dijo...

Muy interesante como siempre sus relatos Don gaucho, da gusto leer sus artículos, un abrazo fuerte y etílico!!

magu dijo...

ANTONIO
Ah
no conocía la historia, o quizás en casa la contaron y yo estaba en otra esfera. Soy del año 64 pero bastante huevona, de chica solo leía LA PEQUEÑA LULÚ, ASTERIX y algunas novelas de la colección ROBIN HOOD, y al entrar en psico, solo cosas de psico ¿cómo se me pudo pasar ese dato ?, también me enteré que era un fraude URI HELER, el que doblaba cucharitas, y jaja que ROB HUDSON era gay. Jajaja, bue, pero ¿el libro es lindo?. Yo conozco gente que ve auras, pero no lo dicen, una amiga mia solo ve las auras de la gente nerviosa, solo ve un color verde feo, sucio, pero ahora toma medicación y ya no las ve más
bue, beso nene

jonhan dijo...

Hola, Gaucho
Yo sólo leí Siddharta y luego seguí con la Ética que me parecía más real. Ahora me interesa mucho el tema, pero no porque lo crea, sino por todo lo contrario. Quizás lo lea.

Un abrazo

Adriana Alba dijo...

cuántos recuerdos Gaucho!

También mi primer contacto con Lobsang, fue el tercer ojo, (mi madre era fanática lectora de su obra) y luego siguieron todo los demás.

en su momento para mi, fue una linda experiencia.

Me encantó.
Besos.

mARa dijo...

Hola! Lástima que o comércio tenha falado mais alto, assim vendeu-se uma ilusão, não o li. Acho que não perdi muito. Embora quem o tenha lido parece que gostou, então é o que basta.

Isso faz-me lembrar quando estava lendo " A psicanalise dos contos de fadas", e alguém me disse: Mas você vai acabar com todos teus encantos das histórias que conhece...ri, pois acabei de saber tantas coisas por trás das metáforas.

Beijos então!

Neogéminis dijo...

Si bien nunca lo leí, el eco de sus escritos me llegó, aunque bastante diluido.
Imagino el desencanto de sus seguidores!
=)

Rosa Mª dijo...

Hola Humberto, soy una ignorante de estos escritos, pero como suele decirse "nunca te acostarás sin aprender algo nuevo". Y tú me has guiado por otro camino, me han mostrado otro sendero.
Muchas gracias.
Abrazos. Rosa.

AMBAR dijo...

Vaya mi buen amigo Gaucho.
También tú, con el tercer ojo, yo los tengo casi todos creo que me falta uno por que lo regalé, desde luego lo describía todo con suma precisión, cuando leemos algo tenemos que acordarnos, que todo lo que estamos leyendo no tiene porque ser verdad, puede ser más o menos ameno, pero pura ficción.
De momento ya somos dos, los que hemos leído esos libros.
Un abrazo.
Ambar.

AMBAR dijo...

Tengo que corregir mi comentario, veo que somos muchos más los que nos hemos pasado un montón de horas con esos relatos, no recuerdo cual fue el primer libro que llegó a mis manos, pero los tengo mezclados en inglés y español, aún los guardo, en algún rincón de la casa andan.
Un abrazo.
Ambar

Fiaris dijo...

Cosas interezantes nos traes,cariños

OPin dijo...

Yo debo haber leído cerca de 8 o 9 de los libros de este señor, aún cuando ya se sabía que era un escritor inglés. La verdad es que los libros son hermosos y no me importa quien lo escribió.
Dicen por wikipedia que el explorador y tibetologista Heinrich Harrer no estaba convencido sobre el origen del primer libro y contrató a un investigador privado de Liverpool, llamado Clifford Burgess para investigar a Rampa. Los hallazgos de la investigación de Burgess fueron publicados en el diario Daily Mail en febrero de 1958. El autor del libro era Cyril Henry Hoskin, que había nacido en Plympton, Devon en 1910 y era el hijo de un fontanero. Hoskin nunca había estado en el Tíbet y no hablaba tibetano. En 1948, había cambiado legalmente su nombre al de Carl Kuon Suo antes de adoptar el nombre de Lobsang Rampa.
Por lo tanto en 1972, cuando lo leí por primera vez, hacía unos 13 años que se sabía de su origen inglés y se seguía vendiendo como pan caliente.
Voy a leerlo otra vez ;)

Gracias por el recuerdo.

mariarosa dijo...

¡Cuántos espejitos de colores nos han vendido y cuántos nos seguirán vendiendo!

Las hojitas de afeitar, no las tires ¿Con qué te afeitas la cabeza?

Buena semana querido gaucho tibetano.

mariarosa

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Mariarosa, los libros son buenos. El drama era que era mentira que era un monje. Un abrazo.

Opin, yo lo tengo como que fue agregado en la embajada. incluso en un libro, Rampa dice que "enfermó, y reecarnó en un diplomatico que quería dejar esta vida". Todo verso, claro. Pero tiene que haber estado en el Tibet, porque describe muy bien las ceremonias. Un abrazo.

Fiaris, celebro que te guste. Un abrazo.

Ambar, los libros son buenos. Y no es mentira lo que muestran. El tema es que no los escribió un monje. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Rosa M° (Soy Antonio, no Humberto! jaja) Si podés, lee alguno. Son amenos. un abrazo.

Neogéminis, no hubo desencanto, porque cuando todo se supo a nivel popular, su cuarto de hora ya había pasado. Igual los libros son buenos, eh? Un abrazo.

Mara, obrigado pela visita. Sim, os libros sao boms. Eu creio que basta. Isso é mais que muitos. Um abraco.

Adriana Alba, claro que fue una buena experiencia. El drama es que uno se pensaba tener "la justa" de primera mano, y no. No era así. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Jonhan, léelo. Vale la pena. Describe muy bien la vida de un lama. Solo que no era lama. Un abrazo.

Magu, los libros de Rampa son buenos, Y ENSEÑAN. Valen la pena. (Uri geller era un chorro de aquellos) Un abrazo.

Brujotinto, un abrazo para vos!!! Buena semana.

El Gaucho Santillán dijo...

Nefertiti, no llore. Los libros SON BUENOS. Y describen muy bien la vida de un lama. Se aprrende. (Solo que no era lama). Un abrazo.

Alelí, sí. Retrata exactamente la vida en los monasterios, y sus costumbres. Por eso tanto exito. A mi me sigue gustando. Un abrazo.

Saludos a todos.

Darío dijo...

Quizá mejor no enterarse de ciertas mentiras, mejor verdades...Un abrazo.

Juglar dijo...

Pues me has dejado fría.
Me los leí todos también, en su momento fueron muy importantes y marcaron un antes y un después en mi vida espiritual.
En fín, cumplieron su misión aunque es una pena que haya tanto embaucador suelto.
Un abrazo, amigo Gaucho.

maria cristina dijo...

Gaucho, resultado, era un impostor pero tenía razón! Algo excepcional de verdad, un abrazo!

Pluma Roja dijo...

Leí a Lopsang Rampa, me encantaban sus libros y tenía todos. No se si leíste: Mi vida con el lama, la historia la cuenta una gata, fabuloso. Le perdí la pista y no sabía que había muerto. Por mucho tiempo sus libros fueron mi biblia, sobre todo El tercer ojo.

preciosa entrada esta.

Saludos cariñosos Gauchito.

Graciela dijo...

:) No lo leí, pero bien me lo hubiera podido creer si lo leía. Creo que lo que importa es el aprendizaje que hayan podido dejar a tu alma sus palabras. Siempre las cosas ocurren o nos atraviesan "para algo", todo sirve...hasta las mentiras...
Gracias Gauchito!! siempre impecables tus relatos.
Un abrazo!!

Luis Rodriguez dijo...

El nombre verdadero era Cyril Henry Hoskin. Un impostor o un simple negocio. Lo cierto, que hace poco vendía libros y todavía seguían pidiendo el médico del Tibet o El Tercer ojo, en fin hay personas que igual les sirven sus escritos. Saludos Gaucho

Lyliam dijo...

Pues sirvieron para conocer algo de la vida de los que si eran monjes, compartió lo que conoció y aprendió. No todo fué mentira ¿Quién dice toda, toda la verdad? No lo defiendo, si dejó tantos seguidores algo de luz tendría,como historia es fantástica Gaucho, gracias por compartir vos también, ¿ves? Vos también estas dando luz!! Un abrazote Gaucho iluminador.

Marinel dijo...

Sin duda, una gran decepción, que no hace sino incentivar la creencia de que estamos rodeados de falacias por doquier.
En fin,si al menos somos felices durante unos instantes!
Besos.

Armando dijo...

Y por desgracia hay muchas personas que se dejan engañar hoy en día por falsos lamas, falsos profetas, curanderos, adivinos del porvenir etc.etc.etc.
Demostración de que hay que alimentar el espíritu con Verdad que sólo cada uno puede y sabrá descubrir si en su libertad así lo desease.
Un fuerte abrazo Gaucho.

GABU dijo...

No tuve la suerte (?) todavía en que ninguno de esos libros cayera en mis manos,ni en interesarme por alguno de ellos,por mi parte...

P.D.:De todos modos,aunque el tipo haya sido un 'trucho',si sirvió para que a alguien le ilumine en algo el día,bienvenido ha sido,no te parece GAUCHI?? ;)

Pasa que la mayoría de las veces uno adopta o se mimetiza con el autor y esa no es la idea,cuando algo que leemos nos sirve,lo mejor que podemos hacer es ver de aplicarlo lo mejor posible en tiempo y espacio,pero de acuerdo a nuesro propio entorno...

BESITOS EN MEDIO DEL CAOS PORTEÑO ://

Anónimo dijo...

Lo de las hojitas de afeitar es porque se pueden afilar con la energía de la pirámide? Qué sé yo, digo...hay premio?

Yo creo en todo, por momentos.

Besos
Mónica

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Mònica, sì. El el libro "El secreto de las piràmides" de Berlitz, venìan las instrucciones para construir una piràmide y afilar hojas de afeitar! jajajajajaja! (Y yo me lo creì) Un beso y un abrazo enormes.

GABU, el tipo tenìa su valor. Escribìa bien, y mostraba la vida de un monje muy seriamente. Pero no era Lama. Un abrazo.

Armando, seguro. Esto era un negocio y nada mas. Pero la gente lo creìa un iluminado. Y solo era un escritor. Un abrazo.


Marinel, el origen era falaz, pero los escritos, no. Realmente pintaba la vida en el tibet. Un abrazo.

Eduardo de Vicente dijo...

A pesar de todo, ganas me dan de leermelos.

Saludos.

Maria Luisa Adães dijo...

Olá Gaucho

Já conhecia o monge e muito o aprecio, mas fiquei feliz por o encontrar por aqui.

Um abraço,

Maria Luísa

El Gaucho Santillán dijo...

Lilyam, lo que decìs es cierto. Sus escritos sirvieron. No lo ataco. Pero claro, todo su relato sobre las visicitudes en la guerra chino japonesa, son inventados. Pero por lo demàs, sirve. Un abrazo.

Luis Rodriguez, es que sus libros SIRVEN. No miente en cuanto a las costumbres. Pero todo lo demàs es un verso. Un abrazo.

Graciela, cierto, todo pasa por algo. Sus escritos han hecho que mucha gente explore ese mundo espiritual. Entre ellos, yo. Pero que era un negocio, era un negocio. Un abrazo.


Pluma roja, no. Ese no lo leì. Escribìa muy bien. Fallecio hace rato. Naciò a principios del siglo XX. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Marìa Luisa Adaes, sim, Rampa è muito conhecido. Eu gosto muito de ele. Um abraço.

Eduardo de Vicente, vale la pena leerlo. Pero sabiendo que no era un monje, sino un escritor brillante. Un abrazo.

Marìa Cristina, era un impostor ilustrado. Con muchos conocimientos. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Juglar, es que vale la pena leerlo. A mi tambien me cambio la vida. Pero no era un monje. Y bueno, nadie es perfecto. Un abrazo.

Dario, la unica verdad es la realidad. Y este de monje no tenìa ni la sotana. Un abrazo.


Saludos a todos.

Patty dijo...

No era Tibetano??? :o y claro luego querer vender la idea dándole otra forma es difícil Gaucho, mucho se parece a la historia de un tal Ezequiel Ataucusi que pertenecía a no se que religión y murió de una enfermedad humana cualquiera y sus creyentes seguidores lo embalsamaron pensando que a los 3 días resucitaría obviamente no lo hizo pero sus creyentes aún esperan el ALELUYA!!! besos ^.^

Antorelo dijo...

Leí El tercer ojo, la verdad es que llamó mucho la atención. Buena e interesante información la que nos traes hoy.
Un abrazo, Gaucho

silvia zappia dijo...

y dónde estaba yo que no me enteré de nada????!!!
gracias por avisarme.


jaja, me mató tu pirámide!

beso, gaucho*

Fray Otitos dijo...

Si el libro es bueno que importa que sea el autor. No todo es mentira, ni todo es verdad. El hombre se hizo pasar por lo que no era pero no daba entrevistas para no mentir sobre su estatus monacal, quizás fuera honrado en parte y no deseaba engañar, Quizás lo aprendido en su estancia fuera suficiente para ser monje pero no llego a dar el paso o acaso no conocemos gente que ha estado en el seminario y no ha llegado a culminar la vocación pero si los estudios.

JorgeK dijo...

Me sorprende sobremanera lo de este trucho.

Lichazul dijo...

ni idea de ese monje jajaja
pero buen rollo se hizo y ganó sus morlacos pa'pasar una buena vida
la gente está sedienta de iluminados para encauzar su propio destino

abrazo y buena semana Gaucho

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Elisa, gracias por pasar. Es cierto. Debe haber hecho plata. Pero ayudaba. Sus libros sirven. Un beso.

JorgeK. trucho era.Pero escribia bien eh? un abrazo.

Fray Otitos,yo pienso algo así. A mi me sirvió. Pero era truchito. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Silvia Zappia, la pirámide es regalo de Charles Berlitz. Lee "El secreto de las pirámides"!!! Un abrazo.

Antorelo, el "Tercer ojo" es muy bueno. Con eso yo aprendí que había otras cosas ademas del cura. Un abrazo.

Patty, no sabía del tal "Ataucassi". Pero si no revivió era trucho como Rampa. Un abrazo.

Saludos a todos.

Ariel dijo...

Hola Gaucho querido, por un momento esperé un remate o algo por el estilo... ja

Que bueno conocer ésta historia, la desconocía por completo, lo bueno de todo esto es que sacando la farsa de la identidad, los libros son o fueron realmente buenos, verdad?
un fuerte abrazo.

NVBallesteros dijo...

Gaucho, que difícil es saber lo que es verdad...jijiji...creo que ya voy a dudar hasta de wikipedia...Besos :)

Esilleviana dijo...

'Siendo yo aún muy joven me hicieron una operación especial que se llamaba 'la apertura del tercer ojo'. Me introdujeron en el centro de la frente una astilla de madera dura, previamente empapada en una solución especial de hierbas, para estimular una glándula que me dotaba de unas facultades extraordinarias de clarividencia...podía ver a la gente con su aura como si estuvieran envueltas en llamas de colores fluctuantes. Por esas auras podía yo adivinar sus pensamientos, sus esperanzas y temores, y sus padecimientos'.

Los mitos intentan dan explicaciones a lo inexplicable... solo tienen que encontrar personas que estén dispuestas a creerselas.
No conocía esta historia, sin duda interesante para aprender y a la vez, para volvernos más descreídos :))

Un abrazo

carmeloti dijo...

Yo no he leido nada de eso, y quizás tampoco lo haga... aunque he de decir que pese a que sea un poco de tongo, habitualmente me da exactamente igual quien lo escriba y la postura que lo haga, yo acostumbrada a leer a los sin nombre como yo llamo a los miles de blogeros que aqui estamos..., lo importante es lo que en mi queda y lo que provoca a su paso esas lecturas tras de si.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Carmeloti, es algo asì. Lo que importa es lo que queda. A mi Rampa me sirviò, pero fue una decepcion saber que era un producto del "Marketing". Un abrazo.

Esilleviana, nos volvemos descreìdos. En realidad, gran parte de las cosas que nos hacen creer, son mentiras. Pero Rampa escribìa bien. Muy buena la transcripcion. Un beso.

NV Ballesteros, "Wiki" no es ninguna seguridad. Escribe cualquiera!! un abrazo.


Ariel, los libros son buenos y muy amenos. Yo los devorè. El tipo sabìa de lo que escribìa. Un abrazo.


Saludos a todos.

CarmenBéjar dijo...

Pues a mí este caso me parece muy interesante porque quiere decir que una persona no perteneciente o creyente de una religión puede convertirser en un especialista sobre ella. ¿No?
Saludos

Julie dijo...

Qué curioso, recuerdo el tercer ojo, estaba de moda este libro cuando yo vivía en California... No lo leí, pero si me habló de él una amiga. Lo importante es el mensaje. Es muy curioso e interesante lo que aportas. Como siempre. Un abrazo.

Princesa Adora dijo...

Wow, me dejaste impresionada con lo relatado!!!
Tremendo.... y buen, hay de todo!


Cariños!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Princesa Adora, hay de todo en las viñas del señor. Es verdad. Un abrazo.

Julie, todavía se lee. Es bueno. Pero no era lama. Un beso.

Carmen Béjar, si, por supuesto. El hombre se interesó, y escribió muy bien sobre ello. Un abrazo.

Saludos a todas.

Kaas dijo...

Pero cómo se puede ser tan falso! Y quizás dijo que fue una mentira piadosa, en fin. No tenía ni idea y desde luego que es descepcionante.

Un abrazo grande Gaucho!

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola mi Gaucho, me has hecho acordar de un programa de radio muy famoso en España, se llamaba" El consultorio de Elena Francis" daba acertados consejos a las mujeres, de toda clase. Al cabo de muchos años se descubrió que era un hombre. yo era una jovencita y pensé...Bueno, pero si aconsejaba bien, que más da.
Así que si el monje lama , no era monje, debería escribir muy bien para ser tan conocido y leído.
Mi pregunta es:Te valió la pena leer sus libros, te divertiste, aprendiste algo? sí hay cosas positivas, quedémonos con ello.
Te dejo mil besos de ternura
Sor.Cecilia

MA dijo...

Buen post amigo mio dando a conocer una historia...
Estamos rodeados de mentiras y verdades y nos quieren hacer lo blanco negro y lo negro blanco.
Con tal de vender lo que sea , en este caso libros y ganar dinero... venden algunos hasta su madre si hace falta.

Un abrazo de MA.
Feliz día.

RECOMENZAR dijo...

Muy interesante Siempre que vengo apprendo con vos

Mista Vilteka dijo...

¡Buenísimo! Esto me recuerda a un artículo que leía hace unos días en BrainPickings sobre unos objetos aleatorios, de bajo precio, para los cuales se les pidió a algunos escritores que elaboraran un texto inspirado en ellos. Luego de ello y puestos en subasta, el precio creció como la espuma. La idea era mostrar el poder que tiene el discurso escrito sobre la apreciación y contenido de la materia. ¡Qué buenos que son estos texto tuyos! Un abrazo pues. F:

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.


Mista Vitelka, es asì. Aunque en realidad, loslibros de Rampa son buenos. Pero claro, si el escritor era un "monje diplomado", era mucho mejor. Un abrazo.


Recomenzar, lee a Rampa. Era un fraude como monje, pero un ameno escritor. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

MA, ciertamente, este hombre ganò mucha plata. Pero reconozcamos que tenìa mèrito. Un abrazo.



Sor cecilia, sì, los libros de este hombre me sirvieron. Me hizo ver otro mundo. Escribìa muy bien. Y sobre too,escribìa cosas reales. Todo salvo su origen. Un abrazo.

Kaas, en los libros ponìa cosas ciertas. Y bien escritas. Pero èl, no era quien decìa. Un beso.


Saludos a todas!!

Javier F. Noya dijo...

Yo lo leí a principios de los ochenta, fruto de la herencia de la bilbioteca de un abuelo, no muy nutrida pero de calidad. Tenía muchos libros de la colección Capítulo, por ejemplo, y allí pude deleitarme con josé hernández, Lucio V. Mansilla, Esteban Echeverría y otros grandes más. No supe esa historia, pero debo admitir que tampoco fui tan místico. sí probé su método de relajación que me dio resultado. Traté de derretir la nieve también, pero un instructor de ski me sacó a patadas despotricando si era pelotudo y me quería agarrar una pulmonía! Nieve no derretí, y el traste me quedó bastante azul. Me consideré hombre de poca fe en aquella época. Me has dado un gran alivio! Saludos.

Alma Mateos Taborda dijo...

No conocía esta historia. Me ha resultado interesante. Creo que una mentirita se puede perdonar, los políticos son mentirosos de oficio y siguen ganando poder y no enseñan nada bueno. Un abrazo.

ohma dijo...

No lei ni el primero ni el último, tengo que confesar que ni lo conocía.
Desde luego muy british, aparentemente no se ve.
Da mucha rabia y pena que caiga gente a la que se admiraba.
Besos, gaucho.

Bichicome dijo...

Todo es una mentira. El tema es que no se den cuenta.

Anónimo dijo...

Cómo saber si es cierto lo que relata el libro?

Besos
Mónica

Lapislazuli dijo...

No lo conocia, si conozco lo del aura
Que desilusion
Gracias por compartir no solo tu experiencia sino la historia de una mentira
Un abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Lapislázuli, pero era bueno. Escribia bien. Un beso.

Mónica, muchas cosas que él dijo se conocieron despues. Como las "técnicas de respiracion". Un beso y un abrazo enormes. (Vení que quiero cucharita)

Bichicome, sí. Como los politicos. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Ohma si da un poco de cedepcion. Pero ya pasó. Un beso.

Alma Mateos Taborda, pero este era mejor que un politico. Mentía, pero te servía de algo. Un abrazo.

Javier Noya, yo use la respiración y el "espejo negro". Allgunas cosas servían. El tipo sabía. Un abrazo.

Saludos a todos.

Fiaris dijo...

Me has hecho reir tanto con tu comentario en mi blog,jajajajajaja,gracias amigo,abrazo.

Humberto Dib dijo...

Nunca leí un libro de él, porque no creo en ese tipo de filosofías, pero me sorprendió saber sobre su verdadero origen, me dejaste helado.
Un fuerte abrazo, Gaucho.
HD

Humberto Dib dijo...

Acabo de leer el comentario de Rosa, me sorprendí, dije: el Gaucho se llama como yo, jajajaja. Pero después leí tu aclaración, en fin, me voy TOCAYO, jajaja.

La abuela frescotona dijo...

Gaucho menos el último los devoré a todos, también en mi adolescencia, la verdad que me acabas de destruir un ídolo, pero lo pasé muy lindo con sus lecturas...
saludos amigo mio

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Abuela Frescotona, a mi me pasò lo mismo. Lo pasèbien leyendo, y fue una decepcion la mentira. Un beso.


Humberto Dib, sì, me llamo Antonio. En cuanto al origen de Rampa, y bueno, nadie es perfecto. Un abrazo.


Fiaris, es la pura verdad. Asì lo veo yo. Un abrazo.


Saludos a todos.

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Francamente interesante, Gaucho; deja ver la posibilidad de que la mentira se pueda colar a través de bellas formas.

Por otra parte lo has espicado de forma divertida. Chapeau!

Lia dijo...

No conocia la historia de este autor y tampoco lei el libro. Que triste que para vender mas se haya hecho pasar por otra persona.
salu2

María dijo...

No lo conocía, gracias por presentarnos a este monje budista.

Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

María, era bueno.Pero no era monje.Un beso.

Lía, si. Una pena. Pero parece que había billetes. En fin. Un beso.

Rafael San Andres, si. El tipo mentia,pero tan bien!! Un abrazo.


Saludos a todos.

Robert dijo...

Muy interesante tu escrito al igual que los comentarios

Andrés dijo...

Amigo Gaucho, interesante artículo. Yo también leí el susodicho libro. Como tantos otros, incluído los sagrados, nos hacen creer en una impostura, tal es el poder de la imaginación humana. Crea paraísos y se expulsa de él y la muy masoquista, se relame en la culpa inventada. Es un placer leerte. Un fuerte abrazo desde Canarias.

OZNA-OZNA dijo...

como siempre es un inmenso placer visitar tu morada y deleitarse con tan interesantes letras que nos obsequias querido y admirado amigo. Muchos besinos de esta amiga agradecida por hacernos participes de ellas que te desea con cariño feliz fin de semana.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Ozna Ozna Celebro que te guste. Un beso.

Andres, el tema es que el hombre escribia bien. Un abrazo.

Robert, algunos comentaristas beben. Un abrazo.

Saludos a todos.

Isabel dijo...

Recuerdo el furor del libro "El tercer ojo" pero no lo leí. Me deja pensando, un mentiroso puede escribir con sinceridaD....

Saludos

medianoche dijo...

Cuando el dinero es el centro del universo, las personas olvidan todo, pero llega el día de la verdad, nadie zafa en eso, lastima que sea por dinero las mayoría de las cosas que hombre hace, siente y piensa. Siempre tan amenos tus escritos, gracias Gaucho por todo lo que das.
Besos

romi dijo...

No conocía la historia, interesante el texto.

Buena semana, cariños

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Romi, fue una historia que causo furor en su momento, pero es vieja. Un beso.

Medianoche, poderoso caballero es Don Dinero. Así es. Un beso.

Isabel, un mentiroso no escribe con sinceridad. Pero puede escribir bien. Un abrazo.

Saludos a todas.

Alberto Pez dijo...

Si señor!, yo también lo tengo en San Juan, embalado entre las cosas de la casa de mi vieja. En realidad empecé por otro de los títulos "Mas allá del decimo".
Tibetano, inglés, paraguayo o sueco, que importa...me entretuvo muchísimo, se dejaba leer de un tirón y sirvió para adentrarme en otros materiales relacionados con temas de lo oculto. Un brindis por el tipo!!

carlos de la parra dijo...

Si alguien nos relata bien algo;¿Porqué exigir que sea verdad?
Todo es relativo.
Los valores comunicados eran de mayor peso que el ver de quien provenían.
A Mrs Rampa, creo que le falto el talento literario del esposo.

Anónimo dijo...

Un saludo cordial a todos. Yo llevo muchos años leyendo y practicando las enseñanzas de Lobsang Rampa. El autor es polemico, mucho tiempo yo en lo personal puse en duda si era Tibetano o no, investigaciones como la del investigado que pago Herrer, las cuales arrojaron que se llamo Cyril Hoskins, que luego cambio su nombre, etc. pueden ser ciertas. Pero tambien esta la otra parte de tibetologos que no se explican como conocia a detalle por ejemplo el palacio de verano del Dalai, etc. Yo solo digo que sus enseñanzas son verdad, lo que dice es cierto. Y no hay manera de conocer tanto conocimiento y profundo sobre temas de ocultismo. Agradezco el espacio y su tiempo de leer este comentario, y mas aun la diversidad de opiniones.