Gente Sensible

jueves, 27 de octubre de 2011

A PESAR DE TANTO YERRO!




"Cuando caiga sobre ti la garra frìa,/de la pàlida reina del silencio...."




Podràn pensar que necesito atenciòn psiquiàtrica, pero de pequeño, me atraìan los cementerios.


Recuerdo haber explorado varios. Y mirar, azorado, los recuerdos que la gente dejaba dentro de las vitrinas de mausoleos y perpetuas.

Aùn hoy recuerdo la tumba de un chico de unos 8 ò 9 años. Tenìa autitos y juguetes, junto a las flores. El pequeño toldo, era rojo. Aùn hoy, la tengo presente.

Y me causaban làstima, las tumbas abandonadas.
Me parecìa que esos, SÎ estaban muertos. Muertos para siempre.

Me angustiaba hasta las làgrimas.

Mi madre me decìa que el chico se ponìa contento cuando su mamà lo visitaba. Y, entonces, yo tambièn me ponìa contento, porque el chico no estaba solo.

Pero no mucho. Porquè tenìa que estar ahi adentro?

Que espanto. No sòlo se deja de respirar, y nuestros momentos se van con nosotros.

Tambièn muere nuestro recuerdo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------



Si un anciano yo fuera,
al que ya deja la vida,
ten por cierto, calmarìa,
ese trance,tu tibieza.
Tendrè fija una idea,
en mi hora de agonìa,
màs herirà, que la partida,
de perderte, la certeza.

Tù sabes, no estoy solo,
pero mi vida es destierro.
por eso, tanto valoro,
que, a pesar de tanto yerro,
quizàs, ronde mi despojo,
tu recuerdo. Tu recuerdo.


Buenos Dìas.

-------------------------------------------------------------------------------------------------



108 comentarios:

NVBallesteros dijo...

Buenos días!!!!


Mi querido Gaucho acá es muy temprano para ponerme triste.... Con un tema como la muerte que sabemos que es lo único seguro que tenemos... También creo que es solo un cambio que jamas morimos solo nos transformamos....


Que tengas una excelente semana


Besos

Paredes dijo...

Bom dia,Gaucho!
Certo estava quem escreveu que a maior tragédia do homem é o que morre dentro dele (as memórias),
enquanto ele ainda está vivo.

Luciano dijo...

IR a los cementerios y ver las tumbas abandonadas y leer los nombres es una forma de recordarlos y devolver algo de vida a tanto olvido.
No está mal.

elisa...lichazul dijo...

todo termina por olvidarse, hasta los recuerdos y más aún los amores
por eso inventamos y asociamos para rescatar un halo de lo que pudo haber sido y le colgamos palabras y gestos sin la certeza ,más que sueños , somos quizá sueños de otros

el poema bello , solo y destierro
caminante de tus propias huellas
fuimos

besos Gaucho
y feliz semana

AMBAR dijo...

Hola mi buen amigo Gaucho.
Precioso, tus letras y tus versos.

Seguimos vivios en el recuerdo de quien nos sigue recordando con cariño.
Nuestros recuerdos vienen con nosotros y parte de esos recuerdos queda en el corazón de quien nos ama de verdad.
Un abrazo.
Ambar.

MIS CYBER AMIGOS dijo...

Buen día mi querido Gaucho !!!aqui el cielo está nublado, oscurísimo...tipo por llover...ni te digo lo que fue leerte...me dió escalosfríos...
Te cuento que si bien fui a cementerios por alguna pérdida...fui a una visita guiada a un famoso cementerio de recoleta, IMPRESIONANTE, CUANTO DOLOR, fue tal mi impresión por las historias que nos relataba el guía...que me sentí quebrarda...y cuando salía, me tropecé y DE VERDAD ME QUEBRE EL PIE!!! NO SE PUEDE CREEERRR, LO MATERIALICE!!! jajaja, Y no es chiste, es la pura...
Te comprendo Gauchito querido, muy doloroso y muy sentido lo tuyo igual espero que tengas un MARAVILLOSA SEMANA !!! Y como sabemos muy certeramente que moriremos, siempre pido a DIOS, CUANDO ME PASE, NO QUIERO SUFRIR!!!!
mil cariños !!!!!!!!!Laura Cornejo
╔═════ஜ۩۞۩ஜ═════╗
♥ MIS CYBER AMIGOS♥
╚═════ஜ۩۞۩ஜ═════╝

Alelí dijo...

gaucho, divino! a mi tb me gustaban los cementerios, dicen que para estar bien vivo es necesario abrazar a la muerte...o por lo menos mirarla de frente.

y los niños bien saben de eso.

Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Aleli, a muchos nos llamaban la atenciòn. Serà que sabemos que es nuestro destino. Un beso.

Mis Ciber amigos, no solo no quiero sufrir, sino que no quiero enterarme!! Que pase sin darme cuenta. Un abrazo.

Ambar, bien lo dices"Vivimos en el corazòn de quienes nos recuerdan". Asì es. Asì serà. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Elisa, celebro que te haya gustado. Dice mas o menos lo que pienso. Buena semana para ti amiga. Un abrazo.

Luciano, algo asì era el sentimiento. A mi me daba mucha pena ver tumbas olvidadas. Aùn hoy me pasa. Un abrazo.

Paredes, boa frase, meu amigo. As memorias sao umo mesmo. Um abraço.

NV Ballesteros, està bien. no es para ponerse triste, sino para pensar. Que serà esto cuando no estemos? Como serà. nunca lo sabremos. Un beso.


Saludos a todos!!!!

PACO HIDALGO dijo...

Un poco espeluznante el tema de hoy. Todavía hoy, ya de mayor, me dan cosa los cementerios y procuro ir lo menos posible (a pesar de que ya tengo allí a mis padres). Por mucho que se vayan los cuerpos y las almas, siempre perdura el recuerdo, como bien apuntas en el poema. Que tengas una gran semana.

Perla A dijo...

Creo que lo unico que no muere es el recuerdo, persistente -quizás- viajará por el universo cómo lo hace el sonido.
Ójala que haya algo más en el más allá, no?

Hermoso escrito Gaucho!
Un abrazo!

Julie dijo...

Mi querido amigo, me has hecho recordar tantas cosas, pero sobre todo mi visita a los cementerios mexicanos... Los juguetes en las tumbas de los niños, los niños velando a sus hermanos muertos... y lo rematas con esa filosofía poética que es una maravilla... Decirte que me ha encantado es poco. Te felicito amigo. Precioso documento de tu sensibilidad y lirismo.

Pablo dijo...

Nunca jamas me han gustado los cementerios, no sé si me sugestiono o qué cuernos pero no son lo mío definitivamente. Para mí la cremación.

Abrazo.

Alma dijo...

Suscribo el comentario de Pablo aunque en Galicia, justamente en a costa d´morte, hay muchos pueblitos que tienen el cementerio justo al lado del mar bravo, las olas salpican las flores frescas de las lápida...ahí quizá me lo pensase, no es mal destino después de todo. En cualquier caso prefiero que no quede nada mío más que el amor que haya sido capaz de sembrar en los corazónes de mi gente.

Un beso, Gaucho

Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Alma, si, en la tierra es donde yo aceptaria. Eso,o porque uno desparece, y queda lo que dejò en sus afectos. Un beso.

Pablo, es cosa de cada uno. Pero yo quiero abonar la tierra, siceramente. En tierra. No sè por què, pero es lo que querrìa. Un abrazo.

Julie, bueno, como ves, aquì en Argentina tenìamos, o tenemos, esas costumbres. Yo recuerdo aquella tumba, la del niño. Pero ya no recuerdo el nombre. Un abrazo.

Perla A, celebro que te guste. Seguro hay. Lo que no sè, es como serà. Un beso.

Paco Hidalgo, a mi tmbien me da cosa. en serio. Eso es un "portal".
Un enigma por el que todos pasaremos. Un abrazo.


Saludos a todos!!!

Steki dijo...

Gaucho, yo no creo en "la visita al Cementerio" después de muerta la persona. Sólo he ido con cada muerte de mis padres y hermanos y jamás he vuelto a llevar ni una miserable flor porque no creo en lo que hay allí. No me inspira en lo absoluto. A cada uno lo llevo en mi mente y así los recuerdo. Por eso, agrego, el recuerdo no muere. Perdura dentro nuestro. Y con eso me quedo. Con la imagen en vida de cada uno.
En los cementerios hay visitas guiadas que son muy interesantes. A mí ni se me ocurre hacerlas pero sé que mi hijo, en uno de sus viajes de regreso a la Argentina, lo ha hecho en la Recoleta. Allí están todos mis antepasados pero ni se me ocurre ir a visitarlos.
En los Cementerios Jardín, sé que la gente se reúne a tomar mate o hacer un picnic y pasar una amena tarde con sus muertos. Son costumbres, vio? Yo ni muerta! Jaja.

Un beso y feliz semana!

Omar(enletrasarte//masletrasarte) dijo...

Has traído la melancolía, tejiendo redes con un futuro de silencio y negritud como la muerte,
en fin,
siempre con palabras que golpean en el pecho, eso me gusta
saludos para vos

Adriana Alba dijo...

Un profundo poema Gauchito.

Creo que siempre recordamos de alguna manera....

Besitos y buena semana.

Graciela dijo...

Querido Gaucho!...nunca me gustaron los cementerios porque no creo en la muerte. Mi padre falleció cuando yo apenas tenía 12 años, y desde allí supe con certeza que el no está en una tumba, porque sigue en mi corazón, el "vive" en mi corazón, y eso me basta para saber que la muerte...NO EXISTE...a pesar de que ya hace 35 años de su partida yo lo siento conmigo aún cuando físicamente no esté.
Linda poesía...
Te dejo un gran abrazo!

Fiaris dijo...

Hay gaucho que tétrico estás hoy.cariños.

http://lodemirta.wordpress.com/ dijo...

¿se puede vivir en el recuerdo de los seres amados?

Patty dijo...

La verdad eso de gustarte los panteones es fuerte....empezando que debías ser muy valiente para estar en uno de ellos y en exploración uffffff.... aquí también hay tumbas de los niños :( con carritos, trenecitos .... lindo poema me ha gustado mucho... besitos ^.^

Mª Carmen dijo...

Gaucho, a mí de pequeña, era lo contrario, me daba terror ir a los cementerios.Precioso poema, profundo y melancólico.Abrazos amigo y buena semana.

medianoche dijo...

Lo natural, nacemos y morimos, pero quien no querría vivir siempre entre perfumes y amores, aún siendo anciano la felicidad esta ahí a la mano, Gaucho gracias por tus atenciones.

Besos

GABU dijo...

El silencio de la muerte dentro de un cementerio debe ser lo más cruel que uno tiene equilibrar,al menos para que no le de el bobazo y se quede para siempre de 'visita'... :/

P.D.:Jamás me gustaron los cementerios,tal es el caso que nunca fui a 'visitar' a ninguno de los seres amados que allí descansan,prefiero atesorar los reucerdos en vida,antes que el aliento final de sus despedidas...

BESITOS CÁLIDOS GAUCHI

noah dijo...

Un abrazo Gaucho, sin más.

magu dijo...

DON GAUCHO
Está lindísima, me encanta tu poesía, y a mi también me encantan los cementerios, no sé por que, me divierten
besos nene

maria cristina dijo...

Gaucho, como alguien por ahí arriba, no concurro a los cementerios, salvo obligada por alguna situación, como despedir el cuerpo de alguien querido. Luego, no hay más nada para mí en ese lugar. Me quedan los recuerdos, algún sueño de vez en cuando y la compañía segura en mis tristezas y alegrías. Hermoso el poema.

Etienne dijo...

En mi pueblo el cementerio es tan lindo, tiene obras de arte y esculturas, símbolos masones y hasta se lo incluye en los recorridos turísticos...
Supongo que cada uno realiza asociaciones con el cementerio que le producen sentimientos diversos; a mi me da curiosidad.

Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Etienne, seguramente es eso. Curiosidad. Es un enigma. Un portal. Lo de los simblos masones, es muy comùn. sobre todo en las tumbas del siglo 19. Un abrazo.

Marìa Cristina, celebro que te guste. Yo tampoco soy de ir, hoy en dìa. Pero de chico, me interesaban. Un beso.

Magu, me intrigan. Los cementerios me intrigan. Pero dejè de ir hace tiempo. Un beso.

Noah, gracias por pasar. Un abrazo para vos.

El Gaucho Santillán dijo...

GABU, ese silencio de noche, es el que yo me imaginaba para aquel niño, y me ponìa tan mal. Pero bueno. La vida sigue. Un beso.

Medianoche, es natural, si. Pero uno lo entiende de grande. Un beso.

MºCarmen, celebro que te guste. A mì me llamaban la atenciòn. En serio. Un abrazo.

Patty, parece que en Mèjico tambien les ponen sus juguetes. Que terrible debe ser, para la familia. Yo no entendìa el concepto de muerte, por eso me interesaba tanto el lugar. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Lode Mirta, sì. Yo creo que sì. Pero cada uno piense como le parezca. Un beso.

Fiaris, Tètrico es mi segundo nombre!!! Un abrazo.

Graciela, gracias por pasar. Cierto es que la persona no es el despojo. Pero cuanta historia se cuenta allì!. Un beso.

Adriana Alba, me encanta que te guste. Vivimos mientras nos recuerdan, si. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Omar entrelasarte, gracias. Celebro que te guste. Muy buena tu poesìa. Un abrazo.

Steki, yo no sè que harìa cuando mis padres no estèn. Pero yo visitaba cementerios para ver mausoleos olvidados, y fotos que ya nadie miraba. Eso era. Un beso.


Saludos a todos!!!!

Marinel dijo...

Qué curioso, a mí me ocurría lo mismo, aunque lo mío no era atracción,era obligación:
Mi madre me hacía acompañarla al cementerio y ver algunas tumbas de niños me hacían sorber las lágrimas.
Al final dejé de ir con ella y ahora tengo que ir a visitarla a ella y a algun@s más que se fueron. Siempre vienen las lágrimas conmigo...
Prefiero me icineren tras tomar de mí lo que sirva,así no provocaré dolor a los que amo.
Besos.

Brujotinto dijo...

Los cementarios tienen ese "no se qué" tétrico atractivo, oscuro, no rojo oscuro como una botella de vino, pero sí oscuro.

Etílicos Saludos Gaucho!!

Princesa Adora dijo...

Por eso es importante, dejar nuestra huella EN VIDA.
Igual la muerte es una transición a algo mejor si lo merecemos :)
Es parte de la vida.

Un gran cariño, gracias por estar siempre!!! :)

Princesa Adora

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Princesa Adora, gracias a vos por pasar. Seguro hay algo mas. Pero me interesaban las historias que quedaron pintadas en esos lugares. Un beso.

Brujotinto, es que son un enigma. Y lo tetrico es que llegaremos allì. Un abrazo.

Marinel, ese ciclo es lo que atrae. Todos llegaremos a lo mismo. No me gusta la cremaciòn. Y tampoco el velatorio. Ni la muerte. Un beso.

Saludos a todos!!!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Visitar los cementerios es comprender la sociedad a los que pertenece. Nada dice más de una cultura que la forma en la que trata a sus muertos.

Yoni Bigud dijo...

A mí me gustan (no creo que sea la palabra correcta) algunos cementerios de pueblo. Sencillos y con mucho verde alrededor.

Un saludo.

Gran Visigoda dijo...

Cuando murio mi abuela yo era apenas una niña y mi padre me llevaba cada domingo a visitar a mi abuela al cementerio, en esos años me aficioné, me gustaba leer las lápidas, pensar en los que allí estaban...
Ahora pienso que realmente los cementerios estan vacios, allí solo quedan eso, despojos... pero y a los que creyeron enterrar ¿en donde están?,viven, de otra manera ¡Quien sabe como ! pero viven, en el recuerdo de quien los quiso y en ese más allá que habrá de contenernos...

Un abrazo.

Hermoso el poema.

MA dijo...

Hola Gaucho, amigo mio buen post nos regalas con tus letras en este otoño.
Donde se acerca el Día de Todos los Santos y difuntos.

Días de recordar a nuestros seres queridos y visitar los cementerios donde descansan en paz nuestros seres queridos y llevar flores a sus tumbas es muy típico de estas fechas.

Besos de luz.

MA.

José Miguel dijo...

A mí también me gustan los cementerios. Lugares para pensar y para contemplar arte. En mi ciudad hay unas visitas guiadas al cementerio, ahora en el mes de noviembre.
Saludos!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Josè Miguel, El arte, en algunos cementerios, es increìble. Y pensar que se hicieron esas obras para gente que ya nadie recuerda! Aquì tambien hay visitas guiadas. Un abrazo.

MA, si, se acerca la fecha. Pero yo no soy muy de seguir esos "dias de...". Si recuerdas, lo haces siempre. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Gran Visigoda, ese enigma es el que aterra. Pensar que ellos, alguna vez, estuvieron parados donde nosotros estamos. Y nadie los recuerda!! Es duro. Un abrazo.

Yoni Bigud, claro que si. Con un amigo, en la adolescencia, hacìamos hasta 50 kilòmetros, para ver cementerios de pueblo. Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero, ciertamente es asì. Pero el punto es : Imaginaba esa gente que alguna vez, alguien estarìa leyendo su làpida? Lo imagina uno mismo? no me parece. Un abrazo.

Saludos a todos!!!!

Rayuela dijo...

creo que es un tema de todos los niños, el gusto por los cementerios.

y no seremos ya capaces de recordar, pero seremos recuerdo.
y también seremos palabra escrita...

abrazo*

CARRO DE TRIUNFO dijo...

Muy bueno tu poema.
Cementerios eran de los antes con
flores y vestidos negros. Y carruajes con caballos pomposos
Carro de Triunfo

Cecylya dijo...

Venga!! que este Gaucho no escribe cosas tan raras...se me vino a la cabeza un poema de Gustavo Adolfo Becquer..."Dios mio, que solo quedan los muertos" ...creo que a varios nos pasó de pequeños sentirnos atraídos de cierta forma por todo ese halo de misterio que encierran los cementerios...de pasear por alguno que otro sepulcro sólo con la curiosidad de leer sus epitafios y de pensar en la tristeza de todo ese silencio...en fin Sólo me queda añadir que disfrute leyendo tu entrada más aún el poema...que tengas linda semana...Un Abrazo!!

Rayén dijo...

De los cementerios me gusta la calma y el silencio pero nunca será un paseo muy grato.

Prefiero llevar en el corazón el recuerdo de los que se fueron, quizás a otro mundo.

Gracias por estar siempre presente.

Saludos cordiales, Gauchito.

Palabras como nubes dijo...

Muy buena poesía! Grandioso el final.
A mí también de chica me gustaban los cementerios, encontraba mil historias allí. Algún día escribiré sobre esto.

Abrazo
J&R

La loca de Mierda dijo...

y bue cada cual con sus gustos, no gaucho?

volvii vistee!!!=) je abrazoss!!!

CarmenBéjar dijo...

Gaucho, a mí no me gustan nada los cementerios. Lugares tétricos y tristes donde vamos a estar mucho, mucho tiempo. Ya habrá tiempo de ir, ¿no? Y cuanto más tarde mucho mejor.
Saludos

Neogeminis dijo...

¿sabés que a mí me pasaba lo mismo?
Lejos de espantarme me entristecía al tiempo que soltaba mi imaginación el hecho de recorrer un cementerio.
Sin dudas fue caminando por una de esas callecitas llenas de moho y silencio que desde chica comencé a filosofar sobre el sentido de la vida y las consecuencias de la muerte.
Quizás sea hoy mucho más resentida y menos romántica mi relación con ellos. La mayor cantidad de veces que ya he tenido que asistir a entierros y funerales me ha hecho sentir la muerte mucho más cercana e hiriente.
Me queda el consuelo de saber que siempre se tiene el recurso de regar los pensamientos para que el recuerdo -como bien decís- nunca deje -mientras vivamos- de mantener un poco menos muertos a los que ya se han ido.

Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Neogèminis, a mi me pasa algo asì. Ahora no es lo mismo. No me atraen. Serà que uno lo ve mas cercano? un beso.

Carmen Bèjar, me recuerdas a mi madre: "Quieres calma? ya tendràs calma en el cementerio!". Un abrazo.

"La loca de...", volviste! Tenès que cntar que fue lo que pasò. Si es con detalles escabrosos, mejor. Un abrazo.

Palabras coo nubes, esto da para escribir. Es mas, creo que sobre la muerte, empezò a escribir Quevedo "Amor constante, mas allà de la muerte..". Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Rayen, de grande, ya no me resulta grato. Como preguntè antes, serà porque està mas cerca? Quien sabe. Un beso.

Cecylia, leer epitafios. Sì, y mirar las fotos olvidadas. Que cosa no? Buena semana para ti tambien! un abrazo.

Carro de triunfo, caballos negros, en un dìa lluvioso. Digno de una pelìcula de Hitchcock. Antes, y se puede ver en los cementerios, el arte funerario era otra cosa. Un beso.

Rayuela, eso es cierto : "seremos palabra escrita". El arte, es la respuesta humana ante la certeza de la propia muerte. Asì es. Un beso.

Saludos a todos!!!!

La abuela frescotona dijo...

la muerte tiene mucho misterio, eso es lo que atrae a los niños, yo también rondaba las tumbas leyendo epitafios olvidados cuando niña.
Y si Gaucho todo se lleva el tiempo, los recuerdos también...
te abrazo

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Creo que desde niños siempre nos entra esa ávida curiosidad por saber lo que se siente caminar entre las tumbas, y al enterarnos que algún día volveremos a ser polvo nos hace aferrarnos más a la vida.

Profundo poema, me gustó!

Abrazos alados Gauchito!!!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Diana, parece que somos unos cuantos,los que curioseàbamos ente làpidas. Abrazos para vos tambien.


Abuela Frescotona, epitafios y monumentos fumerarios olvidados. De aquellos de los cuales, ni siquiera quedan los decendientes. Ni los recuerdos. Un beso.

Saludos a ambas.

Javier F. Noya dijo...

Bella poesía, bello el relato precedente. Y rodeando, embelleciendo, iluminando, una gran verdad: nuestra persistencia en la vida depende de los recuerdos de otros. Abrazo.

OPin dijo...

Hoy llego tarde pero seguro. ¿Sabe que para mi tienen el mismo misterio y la misma magia? A muchos los cautiva y aún recuerdo unas vacaciones en Rio Cevallos con mi hijo chiquito. Al regresar al hotel todas las noches pasábamos por el cementerio viejo que estaba a dos cuadras del centro.Es el dia de hoy que recuerda las historias que le contaba en ese pequeño trayecto.
Los tipo jardín no son tan lindos...
Muy buen post y mejor tema. Del poema ni hablar, excelente.
Un abrazo

Eva BSanz dijo...

Maravilloso perfume entre tumbas.

Mi beso para ti.

Ricardo Miñana dijo...

Cada vez que llega la festividad de todos los santos, me acerco al cementerio y muchas veces no puedo evitarlo me siento mal, sobre todo cuando veo un niño, con toda su vida por delante... y allí metido..
feliz semana.

José dijo...

Olá Gaucho!
Eu também não gosto dos cemitérios,
Mas sempre vou lá visitar os meus pais. E quando vejo uma campa abandonada, penso, este morreu, e os seus familiares também. Acho uma campa com flores é um sinal que aquela pessoa não está abandonada, nem esquecida.

Um abraço,
José.

gaviota dijo...

cuando te llega el momento nadie te ha de salvar de el cementerio tu ultima morada has de llegar sin chancletas ni ato alguno que poner, me encantan los cementerios el de la reoleta es especial besitos de gaviota en vuelo.

Alicia María Abatilli dijo...

¿Cómo estás, Gaucho?
Sí, la muerte, lo inexplicable, lo que nadie puede dar plena verdad de ella, llama a las mil preguntas.
Te dejo un abrazo. Buena música, buena poesía.
Alicia

Alberto Pez dijo...

Impresionante.
Recuerdo una visita a la tumba de mis viejos en el cementerio de San Juan, capital. Se me dio por curiosear en los alrededores y descubrí un nicho lleno de stickers y memorabilia de todo calibre, pertenecía a un chico muerto en un accidente; lo que recuerdo era una cartulina escrita con marcadores en la que una amiga del pibe había escrito "Tanto que querías esa moto ahí tenés la moto, pelotudo. Te quiero y te extraño"

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Alberto Pez, cuando ve la muerte llevando jòvenes, no puede menos que apenarse. Emotivo, lo que cuentas. Un abrazo.

Alicia Marìa Abatilli, el enigma. Eso es. Uno piensa que esa gente, un dìa estuvo en nuestro lugar. Estremece. Un beso.

Gaviota, la Recoleta està llena de historias impresionantes. Y el arte funerario de allì, es impagable. Un beso.

Josè, "...este morreu, e os seus familiares também.". Eu pensaba o mesmo. Muito triste. Um abraço.

El Gaucho Santillán dijo...

Ricardo Miñana, asì es. "Un niño, allì metido". Uno se aterra. Se impresiona. Un abrazo.

Eva Bsanz, ya sè que te gustan. A mi me daban curiosidad. Un abrazo.

Opin, gracias. Es que tienen cierta magia sombrìa. Asì lo veìa yo. Impacta ver tanta historia olvidada, a veces. Un abrazo.

Javier noya, si nos recuerdan, vivimos. De lo contrario, son sepulcros blanqueados. Asì es. Un abrazo.

Saludos a todos!!!

mariarosa dijo...

De pequeña los cementerios me producian miedo. Luego de grande los fui aceptando como algo natural. Lo que si me interesan y los curioseo son los viejos mausoleos, recuerdo un cementerio al que visité en la zona de Merlo. Estaba cerrado, no recibian más difuntos,pero los familiares podían visitar a los que ya estaban allí, imaginate lo antiguo que era. Los mausoleos figuraban con fechas impresionantes Desde el 1800, hasta 1960.

Estamos algo tetricos....

mariarosa

V de Tierra dijo...

Ahora que lo pienso, solo dos veces en mi vida mis padres me llevaron al cementerio.. poca gente va a visitar a los muertos, cuantas tumbas abandonadas, sin flores, sin recuerdos, ya sin muertos.

María dijo...

Ayer estuve aquí aunque tuve problemas para entrar a tu blog, no se abría bien tu blog, se me bloqueaba, y también me pasó con algún otro, pero mira, hoy mi pc parece que se va portando mejor.

Tengo una entrada para publicar en mi pluma, sobre la muerte, a ver si la publico para estos días, aunque no nos guste hablar de la muerte, forma parte de la vida, y no podemos ir contracorriente.

Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Marìa, la muerte està siempre presente. Justamente, me acabande avisar que mi padre està muy mal. Es la vida. Un abrazo.

V de la tierra, eso nos recuerda la fugacidad de la vida. Nos damos cuenta tarde. Un abrazo.

Mariarosa, impresionan esos cementerios antiguos. Cuanta historia olvidada. En fin, lo nuestro es pasar. Un abrazo.

Saludos a todas.

MAGAH dijo...

y que se yo eso de que le gusten los cementerios es al menos original, no han de ser muchos...

...pasear por entre tanta tristeza...

abrazos!!!

OZNA-OZNA dijo...

jamás se morirán mientras vivan en nuestro recuerdo
Besinos de esta amiga admiradora agradecida por concedernos el privilegio de ser testigos de la belleza y sensibilidad de tus letras insigne poeta.

Steki dijo...

Un fuerte y cálido abrao, Gaucho.

Steki dijo...

FE DE ERRATAS: ABRAZO

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Gaucho amigo mío, yo de chica me gustaba ir al cementerio mi calle llevaba a él, si cierro los ojos veo a los caballos tirar de la carroza,y las mujeres detrás de las persianas cotilleando ¿quien se ha muerto?
En el momento que enterré a mi padre, se me quitaron las ganas de curiosear las fotos de los muertos y deje de ir si más no con sentimiento de que la muerte ahí no estaba , había huido tras la vida eterna
Con ternura te dejo un beso
Sor.Cecilia

carlos de la parra dijo...

Excelente selección de tema estimado Gaucho, como se aprecia por la cantidad de comentarios a los cuales me sumo.
Y es que la muerte nos resulta el gran misterio. Nuestras exploraciones al tema no han llegado a un consenso.
Te pueden unos condenar al infierno, o premiarte co el cielo, otros dicen que reencarnas para avanzar en una especie de desarrollo de vidas sucesivas, hasta finalmente formar parte de una escencia divina; otros más pragmáticos te dicen que quedas en eterna posición de OFF, como cualquier aparato electrodoméstico, y un sin fin de variantes más, ninguna que satisfaga universalmente.
De ser posible solicitar alguna futura transformación, quiero ser un ángel semental, imune al dolor, capaz del placer y la alegría, y mientras sea o no posible ésto, permanezco aquí blogueando con los que participamos en ésto, y expresándome en mis demás asuntos de vida, con preferencia a la familia, el perro, la jardinería y el trabajo para subsistir, esperando no ser aplastado por las fuerzas del mal o por la avaricia de otros. Aunque no me preocupo pues ya estando en el conteo regresivo, quedo satisfecho con mi turno y agradezco lo bueno e intento olvidar lo malo.
Vamos aprendiendo a no cargar tanto equipaje, ya que ni sabemos a donde vamos.
Agradezco todas tus visitas y comentarios a mis relatos.
Un fraternal abrazo .

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Siempre me atrajo la arquitectura funeraria...¡Qué solos se quedan los muertos!
¡Te noto en forma, Gaucho amigo!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Manuel Marìa Torres Rojas, gracias. El arte funerario es apasionante. No estoy tan en forma. Estoy solo, y mi padre està grave. Asì es la vida. Un abrazo.

Carlos de la Parra. La gente necesita creer algo. Todos. Incluso los no creyentes, necesitan creer que nohay nada mas. Mientras tanto, solo queda vivir hoy. Y agradecer, como tù dices. Un abrazo.

Sor Cecilia, ciertamente, la gente no queda en el cementerio. Pero me intrigaban las tumbas abandonadas. Me daban pena. Serà la mìa una parecida? Que Dios la bendiga. Un abrazo.

Steki, gracias por pasar. Ya vendràn tiempos mejores. Un abrazo.

Steki dijo...

SIEMPRE, lo mejor es lo que está por venir. Es mi lema ante las adversidades. Sólo que, a veces, no lo sabemos ver. bss.

El Gaucho Santillán dijo...

Ozna Ozna, gracias. No merezco el elogio pero lo agradezco. Se vive mientras se nos recuerda. Eso es. Un beso.

Magah, la tristeza se hace costumbre, decìa Flaubert. No somos tan pocos, no creas. Gracias por pasar. Un abrazo.


Saludos a todos.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

buenos versos gauchescos

Alma Mateos Taborda dijo...

Cuando niña, me gustaba visitar el cementerio viejo de mi pueblo, abandonado y con la mayoría de las tumbas profanadas. Hoy suelo mirarlos de lejos por una sóla razón: que mientras los veo, es señal que no estoy adentro, es demasiado desolador pensar que todos iremos al final a ellos. Bella tu poesía. Un abrazo.

Paredes dijo...

...curar as feridas que resultam das grandes perdas,
da morte de seres que amamos,
tudo o mais é sopro,
vento que sacode as folhas para depois devolver aos galhos a imobilidade
das raízes!
um abraço,amigo Gaucho

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Paredes, vocè è certo. Ao final, a imobilidade das raìzes è nosso destino. Um abraço.

Alma Mateos Taborda, gracias. Es triste, pero hay que aceptarlo. No resignarse. Aceptar. Un beso.

Joaquin Doldan, gracias amigo. Gracias por pasar.Un abrazo.


Steki, en esta hora, no tengo animo para pensar eso. Un beso.


Saludos a todos.

Amigos, mi padre agoniza. Seguramente viajarè entre hoy y mañana. No sè cuando podrè volver a entrar. Un abrazo.

Carugo dijo...

Cuando era chico, los domingos ibamos con mi mamá y mi tía a recorrer las tumbas de todos los parientes muertos.
No digo que fuese lindo pero era parte de un ritual de respeto a las personas que nos habían antecedido.
Hoy la cosa cambio. Ni respeto a los ancestros ni ocho cuartos.
Ya dejé bien en claro que cuando me llegue la hora, deseo que me cremen y arrojen las cenizas por el excusado.
La gente de hoy vive en forma tan vertiginosa y mirándose el ombligo que ir a visitar una tumba es una pérdida de tiempo.

Diosesargentino JULIANO dijo...

Querido amigo, coincidimos en este raro gusto, uno de mis paseos favoritos es ir al cementerio de la Recoleta e imaginar las vidas y los recuerdos que en esas tumbas se guardan. Saludos

Norma Ruiz dijo...

Gaucho:
el hombre necesita saber hasta donde llega la muerte? es la incognita que màs nos hace pensar, la muerte es el olvido.
besos

Paredes dijo...

"É preciso viver,não apenas existir."
Plutarco


um abraço

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Paredes, Norma Ruiz, Dios es argentino Juliano, y Carugo. Gracias por pasar.

Amigos (todos), anoche ha fallecido mi padre.

Estoy viajando para mi ciudad natal.

Supongo que volverè por aquì la semana que viene.

O quizàs un poco mas. Verè.

Un abrazo a todos.

Steki dijo...

Un abrazo, Gaucho.

Taty Cascada dijo...

Los renovados cementerios que aparentan amplios parques, están dejando atrás los viejos mausoleos, lóbregos, oscuros y con esas callecitas que más de alguna tenebrosa sorpresa nos causaban. En mi país también se ofrecen tours nocturnos con guías, que de seguro yo no participaría...Bonito poema Gaucho.
Un abrazo.

Balovega dijo...

Hola...

No hay que ponerse trite, eso ya la vida lo hace, por ello ahora te dejo un simpático mensaje..

“Por favor. URGENTE! Envíame una foto tuya por multimedia. Tengo amigos que no creen que duendes existan”

Besotes de feliz noche

Paredes dijo...

um forte abraço,amigo Gaucho...

PiliMªPILAR dijo...

Este gaucho santillán escribe cosas muy juiciosas.
Este gaucho deleita los oídos, una vez leídos sus escritos.
Un abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Uno de los recuerdos que tengo antes de mis 5 años es cuando iba saltando con un ramo de flores y una sonrisa en la Recoleta a ver a mi abuelo.

Recuerdo los detalles de la cara del simpático cuidador de bigotes.

Ya no me gusta ir a los cementerios.

Gran Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Un día cuando uno de mis hijos era pequeño y lo había llevado al cementerio Jardín de Nogues donde está mi padre, realmente un jardín arbolado cuidado por un viejito alemán (mi exsuegra decía que hermoso estar aqui......); en la tranquilidad de la tarde ya vacío de gente mi hijo corría sobre las lápidas (planas sobre el pasto) cantando y yo le dije que no hiciera lío, a lo que él me contestó:

¿A quien voy a molestar , si todos está muertos?

Ahí me di cuenta que me había vuelto viejo.

Abrazo

Zeithgeist dijo...

LO DIJE EN ALGUN OTRO LADO, POR ESO ME OCUPO DE RECORDAR AMI ABUELA CADA PUTO DIA Q PASA.

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Me inspiran un profundo respeto los cementerios, quizás, por ser el único enigma que el hombre jamás podrá dilucidar. Muy bellos tus versos, amigo. Saludos.

Adrián J. Messina dijo...

Estar vivo es más que nunca cuando nos recuerdan, también.

Un saludo.

Bichicome dijo...

Siempre me llamaron la atencion de chico, y nunca fui a uno, despues en unos años, empece a ir por familiares, y ahora es un lugar que no entiendo porque existe.

Ramón María dijo...

Interesante reflexión y bellos versos Gaucho.

Abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Gracias a todos amigos.

el sàbado llevamos a mi padre a uno de èstos lugares.

Que premoniciòn.

Un abrazo a todos.

Steki dijo...

Otro abrazo fuerte, Gauchito.

emily1 dijo...

tus versos son de una belleza tan triste y desolada que no puedo más que leerlos y leerlos!