Gente Sensible

lunes, 2 de mayo de 2011

LA EXPLICACIÒN DE TRÀNSITO CARRASCO


Hola. Amigos, me mudè el sàbado, y comencè hoy en el trabajo nuevo. Por poco tiempo, no tendrè computadora en el laboratorio, asì que solo podrè entrar desde ciber cafès. Igualmente, los visitarè todo lo que pueda. Que Dios nos bendiga a todos. Este relato, fue la primer prosa que escribì. Creo que nadie lo ha leìdo.


(que poca cosa serìamos los padres , de no ser por los hijos!)

---------------------------------------------------------------------------------------------

Tránsito Carrasco había nacido en el norte chaqueño, de familia pobre y sin recursos. Solo conservaba un neblinoso recuerdo de su padre, el cual, buscando sustento, emigró del campo familiar, y jamás volvió.

Tránsito se hizo solo. Él y sus seis hermanos salieron a trabajar al monte siendo niños, tratando de esquivar el hambre que la tierra yerma y las sequías le tenían destinado. Hubiese querido tener un padre. Pero, entre tantas otras cosas, Tránsito Carrasco careció hasta de un consejo.

Ahora, ya hombre, habiendo emigrado de su tierra, recordando a su madre (a la que sabía que no volvería a ver), Tránsito se agachaba sobre el surco, que su sudor regaba, pensando en que distintas serían las cosas para su propio hijo.

( Porque Tránsito Carrasco se había prometido, estando solo, allá, en medio del monte, pasando hambre mientras trataba de completar la cuota de madera, que SU hijo leería).

Y sabiendo leer, aprendería TODO. Como los doctores, los comisarios, los jueces. Esos no pasaban hambre.
Y mandaba a su hijo a la escuela. Y su hijo volvía, y le mostraba cosas escritas, que para él eran ininteligibles, pero que el niño entendía, cosa que lo emocionaba.

Y Tránsito dio consejos, y palmadas y besos. Y de noche , sin que nadie lo viera, abría el cuaderno para extasiarse con esos garabatos raros, pero que significaban cosas.

Y cada noche, se prometía que jamás fallaría, que dejaría la sangre, la vida, el aliento. Pero que siempre estaría.

Hasta aquella siesta de domingo.

Después de una reunión familiar, Tránsito, un poco envinado, se acostó a dormir con la risa arrastrada por el alcohol y las bromas soeces. El niño jugaba cándidamente en el patio, con una pelota.

De repente, pareció pensar algo, y encaró para el dormitorio. Una vez allí, abrió la puerta, y sin más, le espetò a su padre la pregunta que lo acuciaba:

-" Papá....Usted sabe quién es el padre del más viejo del pueblo?"-.

Tránsito Carrasco hizo un esfuerzo para contestar. Se habìa dado cuenta, (y sintió un escalofrío), que su hijo no preguntaba algo común. No conocía, aquel niño, al más anciano de la población, ni le importaba.

Su hijo se refería a algo más importante, algo delicado, algo referente a la vida misma, según intuía Tránsito.

Pero el alcohol pudo más. Sintiendo que su cabeza explotaba, Tránsito contestó un seco :

-"ahora no moleste, mocito. Deje dormir a su padre!"-.

Sorprendido, el niño quedó inmóvil un momento, luego se fue en silencio. Al rato, olvidado de todo, ya estaba jugando.

Pero Tránsito Carrasco quedó intranquilo. Dio vueltas en la cama. No pudo volver a dormir.

Treinta y ocho años, nueve meses, y siete días después, ya en su lecho de agonía, cabalgando la última fiebre, Tránsito Carrasco tratò, sin voz y con lágrimas que nadie podía explicar, de decirle a su hijo cual era el origen del hombre.


Buenas tardes.


-----------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------

66 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Muy buen relato.

Creo que ya lo había leído, pero no estoy segura.

Felicitaciones.

Hasta pronto.

Julie dijo...

Excelente relato Gaucho. Tránsito lo aprendería a través de la vida, y quién puede explicarlo? Deseo que te vaya lindo en tu nuevo trabajo. Un abrazo.

Minombresabeahierba dijo...

Cuantos cambios positivos, Gaucho!

Gran Abrazo
(Y besos de la Delfino!)

Bárbara dijo...

Suerte en éste nuevo lugar!!
lo importante es que te encuentres cómodo..
Triste pero hermoso escrito..una gran reflexion..que nos sirva a todos en la vida!
besos Gaucho y brindo por tu nuevo trabajo!

Alma dijo...

pues yo no lo había leído asique me alegro mucho de que lo hayas recuperado :) Y te deseo muy buena suerte en ese nuevo empleo. Un beso

Ricardo Miñana dijo...

Estimado amigo, estos días parece que estan realizando pruebas en el servidor Google, y han aparecido muchas cosas raras, entre ellas mis 2 blogs aparecían como "eliminados" despues de varios intentos logre entrar en mi blog pero posteriormente vi con sorpresa y decepcion que se habian borrado muchos enlaces de blogs que seguia, entre ellos el tuyo, lo comunique a Google pero aun no me han respondido, no me queda mas remedio que ir detectando los que se borraron y volver a seguirlos,
disculpa la molestia.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

PACO HIDALGO dijo...

Hay preguntas que rompen todos los esquemas, especialmente si vienen de niños pequeños. Casi cuarenta años estuvo Tránsito buscando la respuesta acertada. Que todo vaya bien, Gaucho.

medianoche dijo...

Tránsito como buen padre trato de inculcarle al niño todo aquello que él nunca pudo conocer, ni entender, un escrito con una reflexión profunda, gracias Gaucho.

Besos

Mauro dijo...

Por ahí recién supo la respuesta en el umbral. Bah, digo, qué se yo.

Saludos Gaucho y suerte en ese nuevo lugar.

PD: parece que estos lunes son de viejas nuevas publicaciones

Lorenzo/Fotos Antiguas de Mallorca dijo...

Es un bonito relato, pero con un final tan...?? Supongo que lo deja para la imaginación del lector.
Saludos!

Virginia Prieto dijo...

tal vez lo bueno es no haber tenido la respuesta y seguir cavilando sobre el tema uno mismo
suerte en el nuevo lugar gaucho!!!

beso grande

buda dijo...

Que bonito,me ha emocionado este relato y te deseo suerte en tu nuevo trabajo.

Un besico

Patty dijo...

Gaucho como siempre una historia impecable, un poco triste verdad? pero siempre tiene su moraleja un besito Gaucho **

Alelí dijo...

las "mudanzas" son intensas!

el cuento me dejó algo triste, sincero.

me gustó...
beso beso

Princesa115 dijo...

Lindo relato, enseyanzas de la vida. Das que pensar, que reflexionar.
Espero que te vaya bien en tu nuevo trabajo y tómalo con calma.

Un abrazo

Adriana Alba dijo...

Excelente ensayo de Tránsito.

Lo mejor en tu nuevo empleo Gaucho!!!

Abrazos.

Antorelo dijo...

Suerte en tu nuevo trabajo: que todo salga como desea. Buen relato con desenlace peculiar.
Un abrazo, Gaucho

El Gaucho Santillán dijo...

Gracias! gracias!!

A todos gracias!!

Me tienen como maleta de loco.

Un abrazo para todos!!

Mª Carmen dijo...

UN RELATO HERMOSO Y TRISTE,QUE SEAS FELIZ EN TU NUEVO LUGAR. UN ABRAZO.

OPin dijo...

Yo lo había leído, así que soy de los más viejos o usted lo publico en Bloguetia.
Me encantó el relato. Lo que me preocupa es lo de la mudanza. ¿No era que cambiaba de trabajo solamente? ¿También se mudó de casa? ¿O entendí para el churrete?.
Como sea, que todo ande bien y usted esté tranquilo para enfrentar sus nuevos desafíos, que por ser nuevos siempre son más entretenidos si los podemos solucionar.
Un abrazo y los mejores deseos para usted.

maria cristina dijo...

Me emocionó mientras lo leía, gracias Gaucho y mucha suerte en el nuevo lugar.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Menudo relato, es que el alcohol juega malas pasadas.

Buena mudanza y buen inicio del nuevo trabajo ;)

Un abrazo.

Siberia dijo...

Precioso relato. Yo no lo había leído y me ha emocionado. Tránsito...no creo que lo olvide. Gracias por este regalo de post.

Te deseo lo mejor en tu nuevo lugar así como espero- egoístamente lo sé- que no sea yo la que se quede sin tus visitas. Y bueno la menos ésta última, te ruego pases pues me acordé de ti.

Un abrazo

gaviota dijo...

entro la positividad en tu vida me alegro por ello y por ti sigue ese camino que te conducira hacia la luz infinita besitos de gaviota en vuelo.

mariarosa dijo...

Emocionante relato.

Pobre Transito, la vida fue dura con él, sin embargo encontro el camino para que su hijo no fuera igual que el.
Esa pregunta, lo marco, hasta el último momento la llevó grabada.

Que te vaya muy bien en tu nuevo trabajo: ¡Exito!


mariarosa

Man dijo...

Este Gaucho no dice cosas extrañas.
Buen relato, y más para ser el primero.
Un día de estos te enseñaré el primero de los míos.
Un abrazo y éxito en tu nueva faena.
Que cortes las dos orejas y el rabo.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola!

Gracias a todos amigos!!

Todavìa no tengo lugar fìsico, y estoy viajando bastante a comprar equipamiento, asì que casi no entro.

Pero esto no pasarà de esta semana (espero)

Les agradezco los buenos augurios.

Saludos a todos.

Mª Antonia dijo...

Querido Gaucho:
Pues para ser la primera prosa que escribiste, debo felicitarte por la hermosa manera de contar las cosas importantes de la vida.

Mis mejores deseos en tu nuevo hogar.

Un abrazo fuerte.

Yoni Bigud dijo...

Muy buen relato. Muy original.

Feliz comienzo.

Un saludo.

Palabras como nubes dijo...

Excelente cuento, Gaucho, con un final de lujo.

Felicitaciones por la mudanza y el nuevo trabajo.

Abrazo y buena semana!

J&R

victoria eugenia dijo...

Muy interesante el relato con una aún mas interesante moraleja...
Muchos saludos.

Graciela dijo...

Hola gauchito!...Supongo que algo debemos imaginar que sucedió en esos 38 años...pero solo me quedé pensando ¿por qué después de tanto tiempo?

Suerte en tu nuevo trabajo! Dios te bendiga,
Te dejo un Abrazo!

Dav dijo...

Don gaucho. muy bueno. Suerte en su nuevo trabajo.
Saludos

Arzu dijo...

Hola Che!!

Felicitaciones!

Caro Pé dijo...

Me re gustó Gaucho su primer prosa que escribió en su vida.Muy bueno, muy bueno.
Abrazo!

victoria dijo...

Gracias amigo Gaucho por este grñan relato que nos has compartido
Te deseo que tengas una linda semana
Besitos Victoria

magu dijo...

QUERIDO DON GAUCHITO

Estuve varios días sin internet, y ahora estoy reviendo de a poco
prometo mañana leer esta intrigante historia de TRÁNSITO CARRASCO

¿Pero en serio alguien se llamaba de esa manera?, jaja
no lo puedo creer ¡

te ruego que escribas alguna historia sobre damas aristócratas o nobles y sus sombreros (me quedé impactada con los sombreros raros que ví en la boda real, jaja)
saludos
te leo el jueves
besos

Escritos en tu nombre dijo...

Muy buen cuento, el final es para meditarlo.

Que Dios te bendiga y tu nuevo trabajo sea tu exito.

Isabel

VACACIONES EN ROMA dijo...

Gaucho, varias cosas...ahora entiendo porque tiene tantos seguidores.
Me emocionò hasta las làgrimas, es que ando un tanto sensible ultimamente y el llanto sale con facilidad, me gustò mucho lo que he leido.
Le deseo suerte en su nuevo trabajo y en la vida, descuento que la tendrà, se lo presiente buena gente y eso es algo que no se consigue en ninguna facultad ni por leer ningùn libro, se trae dentro de uno, es el alma.

Le mando un abrazo grande.

Steki dijo...

Hola, Gaucho! Espero que hayas sido bienvenido a tu nuevo trabajo y que te hayas dado tu propia bienvenida a tu nuevo hogar!!! Ponele alguna plantita. Hace bien.

Yo leí el cuento de Tránsito tiempo ha. Y me provocó la misma tristeza que en ese entonces. Muy bueno, Gaucho. Seguí escribiendo así que vas bien. Jajaja.

Te mando un besote y que tengas un feliz comienzo de trabajo nuevo y casa nueva. Cambios positivos. Dirían mis amigos españoles: enhorabuena!

Steki dijo...

Ahhh... cambiaste la música! Muy linda.

Carugo dijo...

El origen del hombre es Dios (o la química, no sé) pero para Tránsito la respuesta era simple:
El origen del hombre era él.
Su línea para remontarse hacia atrás se había cortado cuando su padre se fue.
Él comenzó una nueva etapa con su hijo.
Abrazo y buen relato.

El Gaucho Santillán dijo...

Gracias a todos!!! En pocos dìas tendrè internet.

Estamos en eso.

Con respecto al final, hay una frase que es homenaje a Quiroga ("en brazos de la ùltima fiebre") y, porque alguien lo preguntò, contesto que Trànsito Carrasco "existe".

Pero nada que ver con este personaje. El verdadero es un atorrante.


Saludos a todos!!! Volverè y sere millones de gauchos!!

A.R.N. dijo...

me gustan tus textos gauchito. bien por los cambios. muakates

La abuela frescotona dijo...

el hijo hizo preguntas, fruto de la curiosidad que le provocaba el saber, al que él no tuvo oportunidad en su tiempo, el trabajo del padre, dio como fruto el conocimiento del hijo, la escuela.
hermoso escrito amigo gaucho, así que anda cambiando de querencia...que no le pase como a la vaca, con los comentarios digo jajaja

Mariela Torres dijo...

¡Qué hermoso relato! Me emocionó.
Me alegro de que lo haya puesto ahora, ya que antes no lo leí.

Saludos.

Rayuela dijo...

usted lo ha dicho: (que poca cosa serìamos los padres , de no ser por los hijos!)

buena vida nueva,Gaucho!
mil besos*

Mar dijo...

Que tengas mucha, muchísima suerte, en tu nuevo trabajo.

Tu primer relato, me ha emocionado.

El final encoge el alma.

Un fuerte abrazo.

AMBAR dijo...

Hola Gauchito.
Muy interesante historia, letras salidas del lugar del pensamiento.
Todos queremos una vida mejor para nuestros hijos.
Del esfuerzo del padre sigue el hijo adelante.
Buena suerte en tu trabajo y en tu vida, que todo se cumpla según tus deseos.
Un abrazo.
Ambar

Andri Alba dijo...

Aquella noche no pudo dormir. ¿Por qué esperaría tanto tiempo? Así a veces las justicias llegan tan tarde. Ciertamente haces que uno piense con este relato, muy bueno.

Un fuerte abrazo querido Gaucho.

Buen finde ya, que el Jueves casi que lo es también.

Princesa Adora dijo...

Gaucho! Yo sí lo había leído!
Mi prima, leyó casi completo su blog y me recomendó algunos post, entre los cuales estaba este!!!

Me hizo acordar de una señorita que tuve en sexto grado de la primaria que se llama Mirta Del Tránsito!

Cariños y que este cambio sea para mejor!!!

El Gaucho Santillàn dijo...

Gracias a todos!!

Sigo en la lucha.

Los Carrasco soon una familia del norte del Chaco.

Todos tienen nombres del Santoral (Trànsito, Pantaleòn, Elso, y cosas asì) y son gente simple, pero buena.

Espero la semana que viene, poder volver a visitarlos.

Saludos a todos!!!

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Gaucho!
Excelentísimo relato amigo, me ha mucho gustado leerte. Te dejo un abrazo grandote. Se feliz

Por problemas de enfermedad familiar no he podido pasar antes y me resulta difícil ponerme al día con los que me seguís. Perdonadme

elisa...lichazul dijo...

Me alegro por ese cambio, que sea siempre para mejor!!

y con respecto al relato , qué bueno que lo repusieras, sin duda las palabras se nos hacen perennes


besitos y buen inicio de fin de semana:))

María del Carmen dijo...

La historia narrada es cierta aún en estos días hay muchos habitantes entales condiciones.

Al haber viajado por todo el país , pueblo por pueblo de cada provincia lo he conocido.

Vale por tí haber publicado un texto tan cierto , emotivo y deja reflexionando.


Respecto de tu nuevo trabajo te auguro lo mejor.

y dejo mi huella
Dejo mi Huella
Paso a dejar un saludo
colmado de sonrisas
con perfume a rosas,
y con sabor a ayeres
en una calma de paz
y cultivo en ceremonia
sigilosa y sacra
la amistad verdadera.

Paso a dejar mi huella
una vez mas en tantas
con la misma intensidad
de mis humildes decires
a puro sentir sentir
con mi alma en la mano
perfumados con rosas
cosechadas con sentires.

E invito a pasar por mis blogs y retirar los premios y regalos dejados en ellos.
En esta oportunidad pasar por:

www.panconsusurros.blogspot.com

y de ahí seguir al blog que se menciona y así sucesivamente porque los nuevos posts están relacionados, al ir a cada uno retiren lo dejado.
Abrazos y cariños les espera en este paseo.
Un cariño enorme y mi paz dejo
Marita García

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Gracias a todos!!!

Todavìa no estoy entrando mucho, pero la semana que viene, serà distinto.

Saludos a todos, y Dios nos bendiga.

Paredes dijo...

Fantástico conto,
muito para se refletir,
perfeito!

Paredes dijo...

Ótimo fim de semana,
amigo Gaucho

e felicidades nas mudanças!

un abrazo

Minombresabeahierba dijo...

¿Que lleva dentro de su maleta, Gaucho?

Esilleviana dijo...

Todos los padres desean enseñar a sus hijos, todo lo necesario para vivir con dignidad y a la vez, cierta comodidad (solo que los hijos deciden qué hacer con su vida...). Este padre trató hasta el último momento de ayudar a su hijo y hacerlo más feliz.
Es una historia muy entrañable, sobre todo, porque fue de las primeras que escribiste.

Que te vaya muy bien en tu nuevo trabajo y que sea por más tiempo del que preves.

Un abrazo

CC dijo...

Hola Gaucho. Parece que éstas han sido semanas llenas de acontecimientos importantes en su vida y de nuevos comienzos que sin duda sabrá cómo afrontar.
El relato de esta entrada es ciertamente conmovedor. Tránsito carecía de un pasado que desvelar a su hijo porque la vida misma le arrebató el derecho a gozar de una existencia plagada de sinsabores y penurias, de ahí las esperanzas que depositaba en poder brindarle un futuro a su hijo.
Un abrazo tinerfeño.
CC

Eduardo de Vicente dijo...

Me gustó, no hay que dejar nada en la agenda y menos para los hijos.

Suerte en lo nuevo.
Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Gracias a todos!!!

Este finde estoy en casa de los hijos.

(Steki la musica es la misma!!!)

Un abrazo fuerte para todos!!!!

Steki dijo...

Me alegro mucho, Gaucho!
Bue, yo no sé qué habré escuchado. Esta vez me pareció más suave.
Besos y abrazos. Feliz domingo para la juventud!

El Sentir del Poeta dijo...

Querido Gauchito hermoso y triste relato, es un placer leerte.
espero que te encuentres bien ya en tu nuevo trabajo.
besitos para ti, que Dios te bendiga querido Gauchito.

Patricia 333 dijo...

Me encanto el relato Gauchito , te deseo toda la suerte para tu nuevo trabajo ..

No te preocupes por mi , cuando puedas visitarme ya sabes que mi Blogg es como tu casa a la hora que sea eres bien recibido :)

Un abrazo muyyyy fuerte