Gente Sensible

jueves, 9 de septiembre de 2010

HISTORIA DE UN NIÑO SOLO. (FINAL)




Una paella en la estepa rusa.


-------------------------------------

Emilio se habìa enrolado, para ir a Rusia.

Y lo comunicò por carta. Era decisiòn tomada.

(Cierto es que, en Argentina, quedaban el tambo y la chacra, a cargo de su socio y primo. Y su esposa, Julia, criaba conejos y gallinas, y mantenìa la casa.)

Se pensaba que la excursiòn, "para matar comunistas", durarìa un par de meses. Pero las cosas no fueron asì.

Le tocò ir a Sebastopol, integrando la dotaciòn de un tren que transportaba un cañon enorme, con el que se destruìa una ciudad entera, con solo 10 disparos.

Los libros de historia muestran que aquel enorme mortero, era llamado "Dora", pero Emilio, hasta el final de su vida, insistiò en que el nombre era otro: "Karl".

(Nota: "Mirko y su mosquito bailarìn", averiguò que en realidad, eran dos cañones distintos. Emilio estuvo en el "Karl", el màs chico.)

--------------------------- (Mortero "Karl", donde estuvo Emilio.)-----------------


El General a cargo, era Dietrich Von Choltitz.

Emilio lo amò por el resto de su vida.
Conocìa de donde era oriundo (Baden Baden, en Alemania), el nombre de su esposa (Huberta), y jamàs aceptò que, màs adelante, Von Choltitz, se haya rendido con la guarnicion de Parìs. (Sì, Von Choltitz, es el mismo de "Arde Parìs?")

"Lo envenenaron!", "Lo envenenaron!", era toda su explicaciòn.

Años màs tarde, horrorizarìa a su nieto, contàndole como, para guiar a los camiones de abastecimiento, en medio de la estepa rusa, tomaban cadàveres y los dejaban al raso, durante una noche, en posiciòn de firmes, pero con un brazo extendido.

Quedaban congelados de tal forma, que se los enterraba hasta la rodilla, con el brazo mostrando la direcciòn correcta, en las curvas del camino. Servìan de indicadores, durante todo el invierno.

Pero el frìo cobrò su precio. Emilio, que no era un muchacho, enfermò de neumonìa, y debiò ser evacuado.

Vuelto a España, convaleciò de su enfermedad durante dos meses, antes de ser desmovilizado.
En ese lapso, aprovechò para quedarse con un fusil Màuser, que sacò pieza por pieza desde la enfermerìa.

Vuelto a la Argentina, se llevò un par de sorpresas. Su hijo mayor querìa estudiar. Jugaba bien al ajedrez. Y para empeorar las cosas.....tocaba guitarra!

Para una persona dura, y semianalfabeta como Emilio, esto era inadmisible.
Era "no querer trabajar". Era perder el tiempo en cosas "poco serias". Le prohibiò absolutamente, a su hijo, que se dedicara a esos menesteres.

Para peor, el muchacho, que asistìa a la escuela Tècnica, les arreglò una bomba de agua movida por un motor de auto, a los Dòccola.

(Emilio pensaba que èl, el padre, debiera haber dado permiso. Porque la escuela de SU hijo, la pagaba "ÊL", y no los Dòccola!)

El enfrentamiento fue tan duro, que su hijo mayor abandonò el hogar familiar a los 18 años, no volviendo a verlo sino hasta 20 años despuès.

( El que terminò pagando el precio, fue el NIETO, de Emilio. Tuvo que cumplir todos los sueños frustrados de su padre. Asì, fue campeòn de ajedrez, concertista de guitarra clàsica, abanderado en la escuela, y tuvo una carrera Universitaria. Lo que no tuvo, fue una infancia feliz. A su turno, el tambièn abandonarìa el hogar paterno, siendo muy joven)

Otra sorpresa, fue la llegada del General Peròn al poder.

Emilio se volviò un peronista fanàtico y rabioso. Claro que nunca entendiò, ni tratò de entender, ni hubiese entendido, el ideario peronista.

Para èl, Peròn era igual a Francisco Franco!! Con eso, bastaba.

(Fue la ùnica causa que apoyò en su vida. Todo lo demàs, fue por oponerse a algo, lo cual, era mucho màs fàcil.)

Por esa època, recorrìan las chacras, compradores de hacienda y prestamistas, o ambas cosas, mayormente de origen hebreo.

Compraban a precios bajos, muy bajos, y revendìan en el mercado central. Tambièn prestaban dinero para semillas e implementos, con intereses altos que, los chacareros, casi siempre analfabetos, aceptaban por ignorancia.

Muchos pequeños productores, perdìan su campo al no poder pagar los prèstamos, debido, por ejemplo, a una mala cosecha, o una baja en los precios de mercado.

Emilio, (como era de esperar), los odiaba.

Una vez corriò a uno, (que habìa entrado sin permiso), desde la casa hasta la tranquera (eran 200 metros), armado con un.......jamòn!

Mientras tanto, le gritaba "Raus"! "Raus"! (fuera! fuera!, en alemàn).

Los negocios marchaban cada vez mejor. Emilio tenìa campos, propiedades, varios negocios, y por esa època, comenzò a viajar a BS As, para arreglar las ventas de sus cosechas, y la compra de insumos.

Para tener un lugar donde parar, comprò un edificio de cuatro pisos, con ocho departamentos, en el barrio de Caballito.

Años màs tarde, esto le traerìa un problema monumental, con su mujer.

Los hijos de Emilio, cuando èste era ya anciano ("Don Emilio"), comenzaron a poner en orden sus papeles. Entre muchas escrituras, buscaban saber cuales eran las del edificio. Emilio jamàs daba explicaciones, asì que nadie estaba seguro. Al cabo de un tiempo, la verdad saliò a la luz.

Emilio le habìa regalado el edificio a una "amiga". (En su vida, habìa regalado varias casas, a familiares y amigos. Pero un edificio era demasiado..... ¡Y a una amante!)

Su mujer, Julia, decidiò que esto era demasiado. Abandonò el campo, donde vivìan, y se fue a un departamento en la ciudad de Rosario.

Emilio no diò ninguna explicaciòn, ni a ella, ni a sus hijos, ni a nadie. Y tampoco se quejò por quedarse solo.

(Años màs tarde, estando a solas en el campo, su nieto se atreviò a preguntarle si aquella historia del edificio regalado a una "querida", era cierta. Don Emilio respondiò con un seco: "Es de hombre bien nacido, saber retribuir, LOS FAVORES RECIBIDOS". Fue su ùnica aclaraciòn sobre el tema.)

Su esposa, Doña Julia, finalmente se reconciliò con èl, pero, enferma de Alzheimer, falleciò a los 82 años, rodeada por su esposo, hijos, y nietos.

Don Emilio, estoico, siguiò viviendo solo otros diez años. Activo y sano, llegò a los 93 años sin necesitar de nadie. (Y sin querer a nadie cerca.)

Hasta que un dìa, en 1991, saliò a comprar el pan, y no viò un auto que se acercaba.
No sufriò ninguna herida seria. Solo magulladuras. Pero tuvo que quedarse en cama.

Y, para un hombre de su edad, esto suele ser mortal.

En 15 dìas, dejò de hablar.
Al mes, sin salir de aquel estupor sombrìo, Don Emilio amaneciò muerto.

Aquel chico de siete años, finalmente habìa dejado la Argentina.

---------------------------------------------------------------------------------------

(Abuelo, le puse tu nombre a mi primer hijo. Pero me faltaba escribir tu historia.)

Buenos dìas.





119 comentarios:

Luciano dijo...

Emociona. Es dificil comprender a un hombre así. Mejor con el tiempo, no?
Saludos.

Taty Cascada dijo...

Las historias de nuestros padres, abuelos, suelen ser en su mayoría muy atractivas, son seres que vivieron en otra época, con otros códigos...No se busca entender sus motivos, sólo adentrarse de sus vidas e implicancias con nuestro presente.
Un abrazo.

medianoche dijo...

Qué maravilla Gaucho amigo, escribiste la historia de tu abuelo, como me gusta es cariño que se planta aquí entre la tinta que corre veloz y ese orgullo de ser el nieto de un hombre que como muchos, hicieron grande nuestra patria. Felicitaciones.

Besos

Carlos Ignacio dijo...

Definitavamente, perteneces a ese tipo de escritores que es capaz de engancharme.

Escribir de esa manera la historia del abuelo...

Esa conciencia de raiz es fuente de felicidad y seguridad.

Enhorabuena

Un abrazo

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Gaucho, la historia de tu abuelo es para escribir una polìtica...muchos inmigrantes hubo como èl que siguieron creyendo en el franquismo como una especie de nexo de uniòn con la madre patria...pobre tu abuela tambièn, no debìa ser fàcil vivir con un hombre como èl.

Muchas gracia spor compartir esta tu historia familiar.

Un abrazo.

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Gaucho, la historia de tu abuelo es para escribir una polìtica...muchos inmigrantes hubo como èl que siguieron creyendo en el franquismo como una especie de nexo de uniòn con la madre patria...pobre tu abuela tambièn, no debìa ser fàcil vivir con un hombre como èl.

Muchas gracia spor compartir esta tu historia familiar.

Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Muy, muy bueno. Mis felicitaciones. Me quito el sombrero.

Saludos cordiales, besos.

ElFlaco dijo...

Yo conoci de chico a un solo abuelo los demas ya no estaban pero me parece que era una constante el tema de la dureza y la no explicación para cualquier tema, asi es que tengo primos de tios no reconocidos y otros que nunca sabre que existen, igualmente parece ser que la rudeza se llevaba al extremo por que "Don Carmelo" dejó Argentina y salvo sus dos hijos "reconocidos" nadie mas derramó lágrimas por él.

Buen texto estimado, movio antiguas fibras de mi ser, lastima que ninguna buena.

Abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Carolvs, no era fàcil vivir con alguien asì, seguro. Pero Doña Julia, tambièn tenìa su caràcter, no te creas. No hablaba de màs, tampoco. en cuanto a los inmigrantes que eran Franquistas, sin saber nada de Franco, estaba lleno. un abrazo.

Carlos Ignacio, gracias. Lo que vale aquì, es la historia. No hay forma de contarla mal. Y las cosas que no entraron, por falta de espacio!! Un abrazo. buena reflexiòn, la de tu ùltimo post.

Medianoche, màs que "orgulloso", yo estoy maravillado de que hubiese gente asì. Lo lees, y no lo crees. Es difìcil, pero es cierto. Vivìan esas vidas. Uno lo encuentra imposible. Un beso.

Taty Cascada, es lo mismo que le dije a "Medianoche". Es inentendible, para nosotros, que hayan llevado ese tipo de vida. Imposible. Y solo podemos observar, cuanto nos han influenciado. n màs que eso. Un abrazo.

Luciano, sì, emociona. Èl, nunca hubiera soñado que, tanros años despuès, alguien pidiera leer algo referido a su vida. Sabès donde pasò sus ùltimos años? San Martìn 2666, casi 27 de Febrero. Carca de tu casa y la mìa. Un abrazo.

Saludos a todos, y a "ella".

Luna dijo...

Una historia parecida a la de todos los argentinos que somos nietos de inmigrantes.

Como acotación al margen para aquellos que no vieron la película o no recorrieron París en el bus turístico( donde se lo menciona), Von Choltitz, desobedeció la orden de Hitler de destriuir la ciudad. Gracias General!


Besos

El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alelí dijo...

uffffffffffff que historia!!!

me encanta conocerla!

El Gaucho Santillán dijo...

Pluma Roja, nos cruzamos. Gracias. Emilio mercìa que se lo recuerde. bien o mal. Un abrazo.

Flaco, viste? aparecen los malos recuerdos, tambièn. No era fàcil, vivir con gente asì. Hacìan lo que les venìa en gana, sin medir consecuencias. Claro que "Carmelo", es italiano!! ("el enemigo"!) Un abrazo.

Luna, si, el general Von Choltitz se rindiò y no destruyò la ciudad de Parìs. Pero Emilio, decìa que lo habìan drogado, o algo!! jajajajaja!!! Emilio querìa que destruyeran todo!!! jajajajaja!! Que recuerdos. Un abrazo.

Saludos a ambos, y a "ella".

El Gaucho Santillán dijo...

Alelì, nos cruzamos. Es una historia larga y compleja. durò 93 años!!! Te dejo un abrazo.

Nina Regina dijo...

Qué emocionante! al menos yo, no suelo pensar en mi pasado familiar, no conozco demasiado de mis antepasados, pero qué interesante es ver cómo las nuevas generaciones van pagando deudas de las anteriores y también construyendo sobre esas mismas bases!
muy linda historia, te felicito!
un beso

Epístola Gutierrez dijo...

Una personalidad compleja y difícil, con una vida que bien podría ser llevada al cine.
Me emocionó mucho el final, saber que le pusiste su nombre a tu hijo.
Gracias por compartir algo tan propio y personal.
Un beso.

buda dijo...

Emocionante historia Gaucho,vaya caracter que tenia el abuelo,supongo que no seria fácil vivir con él,al final así le fue ¿no?
Un besico y gracias por compartir con nosotros,algo muy tuyo.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

buda, vaya si tenìa caràcter. El que mejor se llevò con el, fue mi Tìo, su hijo de la vejez. Pero era otra relaciòn. No le fue mal, pienso, yo. Hizo siempre lo que querìa. el final, no fue malo. A todos, nos va a llegar. Un abrazo.

Epìstola Gutieerez. Sì, le puse "Emilio" a mi primer hijo. Me gusta el nombre, independientemente, de que haya sido suyo. Emilio nunca fue al cine. Nunca lo conociò!!! Te dejo un abrazo.

Nina Regina, gracias. Hay que saber de donde venimos, pienso yo. Eso explica muchas cosas. Algunos de mis arranques de furia, a veces, creo que se los debo a Emilio. èl vive, mientras yo lo recuerde. Un abrazo.


Saludos a todas, y a "ella"

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

*donde dije "polìtica" querìa decir "pelìcula" claro :)

pili.gauchita dijo...

Gaucho...por fin!!!
Una historia de vida y con un homenaje sentido,y esa cuota de humor que te caracteriza,me parecio brillante,me fascina oir o leer historias de inmigrante y sus peripecias para sobrevivir
GRACIAS!!!!
Pili

noah dijo...

Felicidades Gaucho,su abuelo dejo la herencia de una bravura, y se la otorgó a ud.

Entrañable historia, de un personaje peculiar,bien escrita, poniendo el corazón en cada palabra.

Un abrazo desde la emoción

ElFlaco dijo...

Es cierto otrora seguramente estarían enfrentados entre "gallegos brutos" y "tanos patasucia" por suerte mi viejo se casó con una criolla y aunque sufrió mucho la discriminacion por no ser "Blanca" hoy los nietos de Carmelo gozan de la sabiduria de la no-discriminacion.
Tiempos difíciles pero por suerte tiempos pasados.

Viejex dijo...

Que bella evocación ha hecho!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Flaco, sì, era una lucha. Pero cuando se necesitaban se ayudaban. Claro, estaban solos en medio del campo. Fueron timepos duros, y espero que no vuelvan, pero no sè que es mejor. Hoy se ven cosas malas tambièn. Un abrazo.

noah, dejò herencia de "tozudez", nayormente. en aquella època, valìa la pena, ser asì. Hoy, este tipo de persona, no se podrìa ver. No se sufre tanto, desde tan chico. Un beso.

Pili.gauchita, gracias. Lo escribì lo mejor que pude. Es cierto que las historias de desarraigo, y posterior triunfo (si esto fue triunfo), ayudan mucho. Te dejo un beso.

Carolvs, quedò claro. Pero Emilio, nunca conociò el cine!! Decìa que era una pèrdida de tiempo. jajaja!!! Un abrazo.


Saludos a todos, y a "ella".

El Gaucho Santillán dijo...

Viejex, nos cruzamos. Màs que evocaciòn, es un recuento de los "sucedidos", que, mayormente, me hizo mi Tìo, muerto a principios de este año. Y las cosas que dejè afuera!! Emilio, por ejemplo, tuvo en bar, en el mercado central de Rosario. Se llamaba "La Cantàbrica". Las historias de peleas en ese bar, llenarìan 10 posts!!! Un abrazo.

GABU dijo...

Si supiera cuanta ternura mezclada con nostalgia sentì esta vez al leerlo!!! :S

No conocì a la mujer de mi abuelo,pero lo poco (o mucho) que lleguè a saber de èl,concluye en que era un hombre de bien como DON EMILIO,que se fue abriendo paso en la vida a fuerza de trabajo y con el peso de la ignorancia,porque la verdadera escuela hasta para mi propio padre ha sido la calle...

P.D.:Pensar que los nietos,muchas veces,venimos a ser como un acto de redenciòn,al no repetir modelos,en principio,no??

LE DEJO UNOS BESAZOS
Y chapeaux por DON EMILIO!!! :)

gaviota dijo...

otras epocas y formas de ver y vivir la vida besitos gaviota

A.R.N. dijo...

su historia esta llena de aromas que reconozco de mi propia familia, si bien procedemos de otros lares.
ud toca la guitarra gaucho?
beso

La Gata Coqueta dijo...

He vuelto... Y he termindo con lagrímas en los ojos.

Por suerte he conocido y conozco la zona de Galicia y ninguna provincia es igual, pero al final el carisma del nacido en esas tierras es única.

Son dificiles pero cuando se dan jamás te dejan atras. Siempre he tenido gente de esas tierras trabajando con nosotros, tanto hombres como mujeres y he visto de todo aún en estos tiempos... (Sin adentrarme más) pero a trabajadores no hay quien los gane, lo que tienen peor es que son muy necios, y cuando no se quieren apear de la burra como decimos aquí no se apean...

Y ya lo has visto por el abuelo, las ideas fijas y no había apertura para esos hijos que me imagino el nombre que le habría dado... Seguro que empezaba por m...cuando lo vio de musico incluido...

Y no te lo pierdas como somos de Asturias y es tanto el trato con diferentes familias y por diversas cosas, que somos socios del Lar Gallego que tienen aquí y el 25 de Julio siempre que estemos no faltamos a la misa y la comida, la última vez que he ido me sacaron una fotografia y es la que salio en los medios recordando la festividad.

Y de irse los hijos de casa por culpa de un padre poco cariñoso...
Tengo entre manos ahora una familia que se le fueron los dos hijos uno para Cuba y el otro para México y nunca quisieron volver a verlos y no por falta de poder economico, más bien porque el recuerdo no era muy elegante.

Y en estos días ya he dado con los descendientes del de México y con su Gmail porque salen en Internet al conservan el apellido unicial y carreras que destacan. Con los de Cuba ya esta la relación abierta.
¿Y me pregunto yo, merece la pena ser así de cerrados?
Y ver como la familia se disgrega de ese modo...

Cuando tomo contacto con ellos ya son los nietos y bien mayorcitos de aquellos chicos que un día embarcasron buscando un futuro mejor alejandose de un padre bastante bruto, y de echo lo consiguieron, pero tuvieron que comenzar a hacer una nueva familia con raices desconocidas.

Tu abuelo se fue, pero entre su vida familiar y la tuya hay un abismo.
A veces queda lo material y tanto o más importante es ser muy querido y ser recordado por el cariño sembrado...

Esta entrada da para comentar largo y tendido, pero tampoco es el medio más adecuado por mi parte.
Ya que me vienen a la mente cantidad de cosas, lo voy a dejar aquí.

Un abrazo y hasta otro momento tan emotivo como el presente.

Marí

La Gata Coqueta dijo...

He vuelto... Y he termindo con lagrímas en los ojos.

Por suerte he conocido y conozco la zona de Galicia y ninguna provincia es igual, pero al final el carisma del nacido en esas tierras es única.

Son dificiles pero cuando se dan jamás te dejan atras. Siempre he tenido gente de esas tierras trabajando con nosotros, tanto hombres como mujeres y he visto de todo aún en estos tiempos... (Sin adentrarme más) pero a trabajadores no hay quien los gane, lo que tienen peor es que son muy necios, y cuando no se quieren apear de la burra como decimos aquí no se apean...

Y ya lo has visto por el abuelo, las ideas fijas y no había apertura para esos hijos que me imagino el nombre que le habría dado... Seguro que empezaba por m...cuando lo vio de musico incluido...

Y no te lo pierdas como somos de Asturias y es tanto el trato con diferentes familias y por diversas cosas, que somos socios del Lar Gallego que tienen aquí y el 25 de Julio siempre que estemos no faltamos a la misa y la comida, la última vez que he ido me sacaron una fotografia y es la que salio en los medios recordando la festividad.

Y de irse los hijos de casa por culpa de un padre poco cariñoso...
Tengo entre manos ahora una familia que se le fueron los dos hijos uno para Cuba y el otro para México y nunca quisieron volver a verlos y no por falta de poder economico, más bien porque el recuerdo no era muy elegante.

Y en estos días ya he dado con los descendientes del de México y con su Gmail porque salen en Internet al conservan el apellido unicial y carreras que destacan. Con los de Cuba ya esta la relación abierta.
¿Y me pregunto yo, merece la pena ser así de cerrados?
Y ver como la familia se disgrega de ese modo...

Cuando tomo contacto con ellos ya son los nietos y bien mayorcitos de aquellos chicos que un día embarcasron buscando un futuro mejor alejandose de un padre bastante bruto, y de echo lo consiguieron, pero tuvieron que comenzar a hacer una nueva familia con raices desconocidas.

Tu abuelo se fue, pero entre su vida familiar y la tuya hay un abismo.
A veces queda lo material y tanto o más importante es ser muy querido y ser recordado por el cariño sembrado...

Esta entrada da para comentar largo y tendido, pero tampoco es el medio más adecuado por mi parte.
Ya que me vienen a la mente cantidad de cosas, lo voy a dejar aquí.

Un abrazo y hasta otro momento tan emotivo como el presente.

Marí

Cornelivs dijo...

Emociona, ya lo creo que si, amigo. Y tanto que emociona.

Lindisimo relato.

Me he acordado todo el rato de mi difunto padre, gran amante del tango.

Murió sin conocer Buenos Aires.

Quizás el hijo algun dia cumpla su sueño.

Un abrazo enorme.

elisa...lichazul dijo...

necesario es contar la historia y hacer existencia en la palabra a quienes vida hicieron
heredar genes no basta
heredar y traspasar aprendizajes es una tarea que pocos hacen

Felicitaciones Gaucho

besitos de luz

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Gata coqueta, bien se ve que conoces el tema. En el Caso de Emilio, el saliò de España, escapando a la pobreza. No habìa lugar para enfrentamientos o afectos familiares. Habìa que sobrevivir. Pero evidentemente, las raìces de su tierra, las llevaba consigo. Viviò "montado en su burra", y que nadie le toque las riendas. Eso sì, nunca le fallò (lo que ÈL, CONSIDERABA FALLAR ) a sus afectos. No escatimò esfuerzos, pero fue intransigente. Mi padre se fue de casa a los 18 años, y no pudo estudiar. Mi tìa, no pudo casarse con su "elegido", (rechazado por Emilio) y se hizo monja. Mi tìo, el menor, la llevò mejor. Èl sì, estudiò. Yo recuerdo a mi abuelo, por su honestidad. No tenìa maldad. Pero era bravo!!! Un beso.

A.R.N. seguro que historias parecidas, hay en cada familia argentina promedio. Por supuesto, toco (cada vez menos) guitarra. De la escuela de Tàrrega. Aunque tambièn anduve robando con la cumbia, en mis años mozos!! jajajaja. Un abrazo.

Gaviota, otras èpocas. Otras, y muy distintas. Personas como èl, hoy no podrìan vivir en sociedad. No sobrevivirìa. Hoy, hay demasiada maldad. Èl, era duro e intransigente, pero honesto. Hoy, eso no sirve. Un abrazo.

GABU, cierto que uno trata de no repetir modelos. Pero a veces, nos descubrimos teniendo ideas parecidas!! Adaptadas al presente, por supuesto, pero con el mismo fondo!! Hoy, yo reniego del sistema bancario argentino. digo que las tarjetas, el "Veraz", y esas cosas, son producto de una runfla de delincuentes de guante blanco, y que el diablo se los lleve. Quieren quedarse con MI esfuerzo!! Pero emilio, 50 años atràs, corrìa a los prestamistas hasta la tranquera!!
jjajajaja!!! Un beso.


Saludos a todas, y a "ella"

magu dijo...

GAUCHO
Qué grandes nuestros antepasados¡
La historia de EMILIO (tu abuelo) fue para mi, durísima, primero su infancia, luego ir a la guerra...¡tremendo¡. Pero tu abuela JULIA también sufrió. ¿Con la amante del edificio tuvieron hijos también?.
Mi papá (padrastro) se llamaba EMILIO también. Y para mi ese nombre significa: bondad, amor, y bendiciones.
linda historia familiar
saludos GAUCHOS

El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patty dijo...

Era de esperarse que de una manera emotiva nos tengamos que enterar que este caso ha sido muy tuyo y muy familiar, nos tuviste en suspenso emocionado dos o tres días pero valio la pena querido Gaucho...... yo que soy tan sensible ultimamente (la edad que no perdona) pues imaginate...

Gracias por el relato, un super beso ****

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Patty, a mi tambièn me emociona rellerlo. Es que ya cumplimos 30 años, amiga! (sshhh! no digas nada) Me alegra que te haya gustado, un abrazo.

magu, ambos sufrieron, pero creo que Julia, tuvo màs suerte. Ella, en su casa natal, la pasaba mal. Allà las mujeres, eran una carga. No trabajaban la tierra, y eso las ponìa al ùltimo, en el reparto. Casi no comìan carne, por ejemplo. Solo las verduras del "cocido". Eso lo contaba ella. Cuando llegò a Argentina, venìa prometida a un "terrateniente" (Emilio!) que le hizo conocer una vida que ella ni soñaba! Sin embargo, conservò sus hàbitos. Hacìa las "tortas", con dos kilos de harina....y un solo huevo!!! jajajajajajajja!!! (eran una piedra). Emilio no tuvo hijos fuera del matrimonio. O no se conocieron, en realidad. Un abrazo.

Elisa, nos cruzamos. Los genes, no bastan eso es cierto. Hay que superarse. Y hay que trascender en los hijos. Emilio ni siquiera lo pensò, pero lo logrò. Un abrazo.

Cornelius, me alegra que te haya gustado. En Bs As, hay muchos lugares tangueros. Pero en los campeonatos mundiales, siempre ganan los japoneses!! Cosa rara! Te dejo un abrazo a ti, y al recuerdo de tu padre.


Saludos a ambos, y a "ella".

zarina dijo...

Qué bien te quedó este relato!, maravillosos sentimientos muy bien llevados al papel. Me alegro y te agradezco que sigas compartiendo tus obras. Un beso,
Amalia

Lia dijo...

Me fascino la historia de tu abuelo, la lei de principio a fin ... es una historia que captura

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Lìa, gracias. Es un relato que merecìa ser escrito, creo. Es como todo. Mientras alguien te recuerde, sigues vivo. un abrazo.


Amalia, gracias por pasar. Me encanta que te hay gustado. A mì, me parecieron buenìsimas, tus "dècimas". Un abrazo.


Saludos a ambas, y a "ella".

Dejame un Poema dijo...

Querido Gaucho soy mujer pero vale el dicho ante tu escrito me quito el sombreo, hermosas letras que uno no puede juzgar eran otras épocas, es un placer enorme leerte, me emocionan estas historias que si uno no las narras quedan en el olvido y contienen un poco de historia.
besitos para ti, que Dios te bendiga.

Kill Bill dijo...

que heavy esto gaucho! ta loco la imagen de los soldados congelados como señaladores, muy duro. Pense en Bajtin q cuando analizaba a Rabelais y la evolucion del genero comico decia q el error de todos los criticos era leer el pasado con los ojos del presente, esa idea me marco a fuego la cabeza y tambien me puso paranoica xq es cierto q uno siempre critica desde sus condiciones de posibilidad pero en otra epoca las condiciones de posibilidad eran otras determinadas x otros factores. Todo esto q digo, a cuento de q si no lo tuviera en cuenta detestaria la historia de un personaje como tu abuelo y sin embargo no me pasa, todo es muy complejo....la ideologia es un par de anteojos q uno se pone, escuche decir, el problema es cuando no es capaz de sacarselos un ratito para intentar saber como ven otros...

MIS CYBER AMIGOS dijo...

ME MORI DE AMOR !!! tengo los ojos llorosos de emoción, muy fuerte...Y como dice el refrán "De tal palo tal astilla" que maravilla de hombre Gaucho, que le dedicas este maravilloso relato a tu abuelo, al cual le has cumplido todos sus sueños...LOS APLAUDO DE PIE POR LUCHADORES !!! Un cálido abrazo, cuanto que aprender, cuanto que analizar, QUE VIDA !!!...Laura Cornejo

El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Laura Cornejo, Gracias. En principio, quiero aclarar que no escribì un panegìrico, sobre Emilio. Esa fue su vida. Asì creciò. Asì viviò, y asì muriò. Equivocado o no, èse fue el, en su tiempo. Y fue màs luchador que yo, te aseguro. A veces, yo desfallezco. Un poco. Solo un poco. Pero èl, no sabìa lo que era derrimbarse. Jamàs. Un abrazo.

Kill Bill, el tema, es que una persona, debe ser juzgada de acuerdo a los cànones de su tiempo. Hoy en dìa, quien tomarìa (o podrìa tomar) las decisiones que tomò Emilio? Desde mandar a buscar una esposa (locura!), hasta meterse en una guerra que nunca entendiò (otra locura), o pelearse a muerte con el hijo, por no dejarlo tocar la guitarra (màs locura), o permitir que una hija se meta de monja, por no dejarla casar con el tipo que ella querìa! El problema, es que Emilio reducìa el mundo, a sus propios puntos de vista, que eran muy simples. Y decidìa. Para bien, o mal. Pero decidìa. Si yo hubiera contado con las armas que èl tenìa, no creo que lo hubiera hecho mejor, en serio. Un abrazo.

Dèjame un poema, dices bien: "eran otras èpocas". como le dije a "Kill", si nosotros, contàramos con tan pocas armas, como las que Emilio tuvo a su alcance.....habrìamos actuado distinto? Si uno lo piensa, a una persona asì, se la toma como peòn, en el campo, y no tiene para nada màs. Sin embargo (equivocado muchas veces, aclaro), èl se las arreglò para hacer lo que querìa. Hasta fue a pelear en Rusia (en contra de una ideologìa que nunca conociò, y a favor de otra que nunca sufriò ). Como caso exponente de lo extraordinario de aquella època, vale. Un abrazo.


Saludos a todas, y a "ella"

El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
severino el sordo dijo...

Eran otros tiempos,trataban a la vida y ella los trataba de otra manera,en general nuestros abuelos eran de caracter,ya se a de tener para emigrar,saludos.

OPin dijo...

Hermosa historia Gaucho. Suele suceder que estos queridos viejos han sido sufridos por sus contemporáneos. No es fácil someterse a la lógica de quien a su buen entender tiene el poder de mandar y todo lo han sufrido en carne propia. Hay que recordar que eran épocas de patriarcado.
A nuestra manera ,todos hacemos lo que podemos con nuestras vidas, pero por aquellos tiempos (y por qué no ahora) los verdaderos hombres, los de verdad, se bancaban solitos todas sus equivocaciones. Aunque un hijo se alejara por 20 años.
Hay que ser fiel a uno mismo y su abuelo ha hecho gala de su hombría desde los siete años.
Lo felicito por el legado que ha recibido y espero que siga jugando ajedrez y tocando la guitarra.
Un abrazo.

Mariela Torres dijo...

¡Qué historia tan interesante!
Todo es maravilloso, pero ya me di cuenta de que la vida real supera a la fantasía mejor elaborada.
Se nota su cariño por su abuelo.

Saludos.

Steki dijo...

Lo sabía, Gaucho, lo sabía! Por eso te había preguntado en el post anterior si era una historia real. Qué lindo, Gaucho, me encantó. Muy emotivo el escrito y muy ágil y entretenido para leer.
Creo haberte dicho ya tantas veces que sos un capo, no? Y un capo sensible, jaja.
Besote enooooooooooorme!

laura dijo...

hermosa historia, no por la belleza en sí usted me entiende, sino por todo lo que significa

un abrazo

María dijo...

El Gaucho, enganchas con tus escritos, me paso por aquí de vez en cuando, algunas veces sin dejarte huella, hoy te la dejo, y además, para darte las gracias por desear participar el 8 DE OCTUBRE en la CONVIVENCIA.

Un beso.

Luci dijo...

Muchas gracias por pasar! Una preguntilla gaucho, ud utiliza tildes graves por algo en especial?
Muy buena música!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Luci, yo uso tildes asì, porque la compu del trabajo, (y ahora la de casa) estàn configuradas con el sistema de la fàbrica, que no permite otras. (o hay que buscarlas, estàn en otro lado) Hace años que escribo asì, y es mi marca registrada!! Vivaldi era un capo, pero lo voy a cambiar. Hace mucho que està. Como cuatro años, creo. Voy a poner a Saint Sanz, y su "Danza macabra". Un beso.

Marìa, gracias por pasar. Cuando te llegues, ponè algo, asì sè que me lees!! Lo del 8 de Octubre, me pudo. Era el cumpleaños del General Peròn!!! Un abrazo.

Laura, si te entiendo. Mucho significa. Yo nacì en un barrio con sanjas, que se helaban en invierno. no me olvido de donde vine, ni de quienes fueron mis mayores. Un abrazo grande.

El Gaucho Santillán dijo...

Steki, una introducciòn a este tema, lo subì hace unos años. Lo debès haber leìdo. Soy un capo escribiendo? No sabès lo que soy "en otros ambitos"!!!! jajajajajaja!!! (no, no. bromita!) Un beso.

Mariela Torres. La historia es interesante, porque es real. lo increìble, es que Emilio, era una persona normal, comùn y corriente. Muchas de estas cosas, èl, NO LAS CONTABA JAMÀS!! De casi todo, me enterè por mi tìo. Despuès le preguntaba a Emilio. Tengo afecto por su recuerdo. Pero reconozco que era dificil de tratar. Un abrazo.

Opin, bien lo has dicho. HABÌA QUE BANCARLOS. No podìan ser de otra forma. Claro que debo decirte algo: PATRIARCADO?? Emilio se hubiera hecho sacar la piel a tiras, antes que alguien tocara su esposa o hijos. (porque era asì, eh?) Estos "varones deconstruidos" (ya me agarra la escomùnica!), estas "Lesbianas feministas radicales", estàn dispuest@s a tomar su lugar? Mirà, te lo digo de una. Bruto e intransigente como era, aùn asì, NO LE LLEGAN A LAS PLANTAS DE LOS PIES!!!

Pensà el paìs, que nos hubieran legado esta "Basta de sexismo" (que el diablo se la lleve), o alguna de sus enfermas amigas.

El construyò un mundo para que estas "personas", hablen de matar bebès en la panza, como si fueran una cosa.

Èl era jodido. Muy jodido. Pero su "paredòn de 500 kilòmetros de largo", ademàs de oligarcas, polìticos y delincuentes, hubiera tenido lugar para ell@s. Seguro. Un abrazo. (Me sentì un poco Emilio)

Ah! si juego al ajedrez. Pero ya no compito. Y le enseñè guitarra a todos mis hijos. Y me afanò la 335 mi hijo mayor!!!

Severino. Te he leido bastante, y te puedo decir solo una cosa. Tù, hubieras sido amigo de Emilio. "A por ellos", dirìan. Eran otros tiempos, otras formas, pero el mismo fundamento. Un abrazo.

Saludos a todos, y a "ella".

Minombresabeahierba dijo...

Gaucho:

Siento una gran admiración por el estoico Emilio.

Y usted lleva sus genes, que es la mayor herencioa que le pudo haber dado.

Debo estor volviendome más viejo de lo que pensaba, me emociono demasiado leyendo lo que él vivió en Rusia.

Me hizo recordar a mi padre que tuvo que salir de su Hungría, ante la invasión rusa a fines de la seguna guerra y el posterior exterminio de los hungaros en 1956 con el visto bueno de USA ye Inglaterra, cuando quisieron recuperara su identidad.

Las tropas soviéticas ya avanzaban hacia Hungría, y el llamamiento a las Naciones Unidas para que reconocieran la neutralidad del país no fue atendido....

Ahora el niño Emilio ya no está sólo, y está en paz.

Gran Abrazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Amigo Gaucho:
He descubierto que escribes muy bien, vale más tarde que que nunca, lástima que no puedo degustar con más placer cada letra de mi Gaucho , el tiempo me come. pero estoy a tu lado
recibe mi ternura
sor.Cecilia

Neogeminis dijo...

Ese abuelo tuyo no era nada fácil!...supongo que en compensación habrá tenido otras virtudes jejejeje

Más vale tarde que nunca y un abuelo bien merece que su historia sea contada.

Un abrazo.

dijo...

Espero que entiendas la historia. Mi padre era hijo de inmigrantes, aquí en Brasil, mi abuela vino de Italia y por eso estaba aquí cuando muy joven, pero mi padre era un trabajador hombre grande. Tiene un año que había perdido y perder todavía. que bella historia de Gaucho, me solidarizo contigo. El amor en Cristo. bjs

Yoni Bigud dijo...

Exclente lo suyo. Intenté marcar abajo del comentario pero no parece salir.

Un saludo.

NV BALLESTEROS dijo...

Valio la pena esperar unos días, me recuerdas la historia de mi abuelo...Leo tu cometario y pienso igual mientras alguien te recuerde seguiras vivo...Mi abuelo vive en mi corazón.

Buenas noches.

Besos

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

NV Ballesteros, es exactamente eso. Uno vive , mientras alguien te recuerde. Èl, Emilio nunca hubiera soñado que, 112 años despuès de su nacimiento. se hablara de èl. Un abrazo.

Yoni Bigud, sì saliò! gracias por pasar. Ahora voy a ver el "Gen". un abrazo.

Ro, te entiendo. La inmigraciòn ocurriò en toda Amèrica latina, aunque el porcentaje mayor, fue aquì, en la Argentina. Un beso para vos tambien.


Neogèminis, gracias. Merecìa ser contada, la historia. Emilio no era tan malo, eh? No gritaba, no exigìa, no pegaba. Nada de eso. solo, hacìa lo que èl querìa. Sin dar explicaciones, o pedirlas. Un abrazo.

Sor Cecilia, gracoas por pasar, y por sus palabras. No hay problema, estoy seguro que su tiempo debe ser acotado. Un abrazo para usted.


"Minombre", claramente, Emilio me dio sus genes a mì, a mi padre, a mis hijos, y a mis tìos. Todos somos iguales!! Lo de Hungrìa, Emilio lo tenìa claro. Los comunistas, "eran el demonio". (claro que nunca supo quien era Marx, o Lenin). Un abrazo grande.


Saludos a todos, y a "ella".

La loca de Mierda dijo...

"pero me faltaba escribir tu historia" no se,, me encanto eso..

gauchito le dejo un beso gigante!

Patty dijo...

Wowwwww en la foto se encuentra Emilio????? :o que bella foto de verdad que si, un beso Gaucho muaaaaaa ***

Javier F. Noya dijo...

Emociona tu relato. Nos has acercado algo muy valioso. Guardo silencio y acompaño esas sensaciones. Saludos.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Javier Noya, yo tambièn me emociono un poco al verlo escrito. Me parece mentira, que se siga hablando de èl, que de ninguna manera, hubiese imaginado que podìa existir internet, o algo asì. Un abrazo.

Patty, la primera foto, es de un grupo de Catalanes, allà en Rusia. Emilio no està. La segunda, la del cañòn, es la ùnica que hay, del artefacto, y fue tomada en Sebastopol, por lo que no serìa raro que Emilio estuviera, pero no hay forma de saberlo. Gracias por pasar. Un beso.

"Loca...", gracias por pasar. Asì que "Casa propia"?? Felicitaciones. Que la disfrutes, con tu familia, y seas feliz. Un abrazo.

Saludos a todos, y a "ella".

Mónica dijo...

Muy bueno el homenaje. Con sus errores y aciertos, Don Emilio, en fin...hizo lo que quiso.

Yo todavía insisto para que mi madre perdone a su padre, la persuado acompañándome a dejarle una flor en su tumba.Más por aquello de que hasta la 4ª generación arrastramos algunas cositas, según la Biblia.
Después de tanto renegar, si no era por mi abuelo, quizás hoy no estaría disfrutando de esta lectura.

Felicitaciones por todo lo que aprendiste, aunque sea a la fuerza, después fueron gustazos tuyos.

Besos

Mónica dijo...

Disculpame, qué tomaba tu abuelo que lo aflojaba tanto? Digo por lo de regalar un edificio!!!

Más besos

Mónica dijo...

Bastante historia. Está para releerla.
Me tocó mucho la forma que embromó a su esposa e hijos.
"Es de hombre bien nacido..."? Pucha que encaró fuerte su postura!, corto de explicaciones, la justificaba así nomás.
No me convencen estas retribuciones,conozco casos así.

F. Boyd dijo...

Que historia, Gauch. Eran otros hombres, aquellos. Saludetes.

La candorosa dijo...

Impresionante relato, detalles y la vida de su abuelo!!

Gracias por compartirla!!

Abrazossssssssssss!!!

La candorosa dijo...

Impresionante relato, detalles y la vida de su abuelo!!

Gracias por compartirla!!

Abrazossssssssssss!!!

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Fernando, gracias por pasar. Vos habìas leìdo algo de esto, no? Eran distintos, seguro. Un abrazo.

Mònica, el tema es que cualquier persona, debe ser juzgada de acuerdo a los paràmetros, del momento en el que viviò.

Hoy en dìa, un hombre con las ideas polìticas de Emilio, serìa impensable, por ejemplo. O alguien que se compre a su esposa! O que no permita estudiar a un hijo.

O que se meta en una guerra que no era suya. Voluntario!

O que regale un edificio. (Casas tambièn regalò varias, a familiares y algun empleado.)

En suma, èl, reducìa todo a su mundo simple, y el solo, hallaba "su" respuesta. Y se equivocaba mucho. Pero se la bancaba. Nunca se quejaba.

Èl pensaba que habìa sido "honorable", regalarle el edificio a aquella mujer. Y que lo contrario, era de gente "desagradecida". Quien piensa asì, hoy? quien se desprende de algo?

Parece muy loco, hoy en dìa, pero asì viviò. Un abrazo grande.


Saludos a ambos.

El Gaucho Santillán dijo...

Cando, nos cruzamos. Gracias por pasar. en realidad, este fue un repaso somero. Habrìa muchas cosas màs, pero era demasiado. Un abrazo!!

Guada GN dijo...

Así que uste´es campeón de ajedrez... Qué bárbaro. A mí me enseñó a jugar mi abuelo, es uno de los mejores recuerdos que tengo de él.
Que cosa los abuelos... :)

Sebastiano Landro dijo...

Felicitaciones por el post y un saludo!

Carmendy dijo...

Muy interesante su historia, Gaucho. He disfrutado mucho leyéndola.
Gracias por compartirla y enhorabuena por esas grandes dotes de narrador¡¡

Un saludo, paz y amor.
Carmendy

Mónica dijo...

Sí Gaucho,me equivoqué, no debí opinar así sobre esta historia.

Al menos valorá hasta qué punto pude meterme en ella, y ahí anotate un poroto.

Sos un NIETO con mayúsculas.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Mònica, gracias. Està todo bien. La cuestiòn es opinar. Emilio ya no se hace problema! (nunca se hizo, la verdad) Un abrazo grande.

Carmendy, gracias por pasar. No son dotes de narrador. Es que la historia es buena. Es casi increìble, creo. Un beso.

Sebastian Landro, bienvenido, Gracias por pasar, y por tus palabras. Te leo. un abrazo.

Guada GN, sì, ganè un par de torneos. Fui campeòn del "Abierto de Villa Gobernador Gàlvez". (fàaaaa!!!!) y todavìa tengo la copa. Pero AÛN HOY, me cuesta ganarle a mi padre, (tiene 80 años!!). Èl, fue campeòn nacional. Un abrazo.


Saludos a todos!!!

Juana dijo...

Interesante historia, wow!! Emilio si que fue todo un personaje.

Me ha parecido una historia emocionante, imagino que desde el cielo Emilio ha leido este post y ha sonreido con cariño.

Salu2

leandro molins dijo...

faaaaaaaaahhhhhhhh, que hdp!!! el paredon de tres kilometros que teorizaba emilio!!!, asi se escribe!.

Steki dijo...

Che, el Gobernador Gálvez era mi bisabuelo! jaja.

Steki dijo...

Bah, o tatarabuelo, ya perdí la cuenta.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Steki, "Villa Gobernador Gàlvez", (o "Villa Diego")es una ciudad pequeñam que està pegada a Rosario. Ya debe ser como un barrio màs, supongo. Nunca conocì la hustorìa de Gàlvez. (te dejò plata? jajajajaja) un beso.

Leandro, apareciste!! el paredòn, era de "Cinco" kilòmetros. Y habia que fusilar a "400 familias oligarcas". Pero despuès seguìa fusilando a otros, y, al final, creo que que quedaba èl solo, en la Argentina. Un abrazo.

Juana, gracias. La historia es buena. Es real, eso es lo bueno. No es para alabarlo, ni para juzgarlo. Emilio, viviò asì. Un beso.

Saludos a todos, y a "ella".

La abuela frescotona dijo...

MERECIDO HOMENAJE A UN LUCHADOR, UN HOMBRE QUE A SU MANERA, CREÍA EN QUE TODO SE CONSIGUE CON LA LUCHA, Y HONRANDO SUS PRINCIPIOS.
HERMOSA Y VALIENTE HISTORIA, CREO QUE ALGUIEN SONRÍE DESDE EL CIELO.
UN ABRAZO ESTIMADO GAUCHO

La abuela frescotona dijo...

MERECIDO HOMENAJE A UN LUCHADOR, UN HOMBRE QUE A SU MANERA, CREÍA EN QUE TODO SE CONSIGUE CON LA LUCHA, Y HONRANDO SUS PRINCIPIOS.
HERMOSA Y VALIENTE HISTORIA, CREO QUE ALGUIEN SONRÍE DESDE EL CIELO.
UN ABRAZO ESTIMADO GAUCHO

Anónimo dijo...

He quedado muy impresionada con su relato, señor Gaucho. Saludos desde Galicia.

Maruja.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Maruja, bienvenida. Me encanta que le haya gustado. Gracias por pasar. Un abrazo.

Abuela Frescotona, Ojalà sea como tù dices. Me gustarìa pensar que es asì. Un abrazo grande.

Saludos a ambas, y a _"ella"

Steki dijo...

Gaucho, soy top y encima con el 69. Eso sí que es suerte! Jaja.

El escritor Manuel Gálvez era hermano de mi abuela. Mi bisabuelo (o sea que ahora me doy cuenta de que el Gobernador era mi tatarabuelo) tenía mucha plata y mi vieja vivía como una reina porque mi abuela quedó viuda a los 27 años con 4 críos y se los llevó mi bisabuelo a vivir con ellos a todos. Tenían un "petit hotel" en donde hoy es el Bauen. Todo ese edificio era de ellos. A dónde fue a parar toda esa plataaaaaaaaa!!!! Jajaja, yo nunca la vi pero mi madre la pudo disfrutar.
El que sabe mucho de la historia de Manuel Gálvez es tu amigo el mosquito. Solíamos tener esas charlas.
Buen finde, Gaucho. Viste que soy tu fan nº 1?

Mónica dijo...

Y qué hay de que a la historia la escriben los que ganan?

Ganaste el orgullo de portar el apellido, y de valorar a tu abuelo, también a tu padre según interpreto lo que leí en algún comentario.

No paso a juzgar.Opino (o me mandé otra pavada)? :-(

El Gaucho Santillán dijo...

hola.

Mònica, ninguna pavada. Uno està orgulloso de sus ancestos, porque eran honestos. Pero, podìan equivocarse! Yo me consideo el "peor del grado", en realidad. De todas maneras, con la famolia, nadie es imparcial. Es la familia. Un beso.

Steki, viste? Lo encontrè en un blog. Si querès, te lo paso, o hacè click en "powerwd by.." y te dice como ponerlo. Un abrazo.

Saludos y buen fin de semana a ambas!!!

aniki dijo...

Emociona y estremece. Por tu forma de narrar la historia he intuido mucho antes de llegar al final que eras parte implicada. En el fondo, creo que Emilio no fue feliz, luchó toda su vida por unos ideales en los que ya nadie creía, y tuvo que sentirse muy solo.

Besosssss.

aniki dijo...

Emociona y estremece. Por tu forma de narrar la historia he intuido mucho antes de llegar al final que eras parte implicada. En el fondo, creo que Emilio no fue feliz, luchó toda su vida por unos ideales en los que ya nadie creía, y tuvo que sentirse muy solo.

Besosssss.

lemaki dijo...

Sí, es verdad. Qué placer leerte (espero que no sea una invención, tienes capacidad para esto y más...). Impresiona y conmueve esta historia sobre este señor tan peculiar y extremado, que ha resultado ser tu abuelo Emilio.

Supongo que en ningua época, la vida nunca ha sido fácil. Ahora la crisis, pero hace un siglo, el hambre, las guerras, las ideologías imperaban y dirigian las actuaciones de las personas. Puesto que tu abuelo se hizo rico sin escrupulos... Estoy leyendo el comentario de Aniki y casi me repito, pero lo cierto es que coincido con ella.

Siento el retraso en el comentario (ya sé que da igual... pero he pasado por tu casa días atrás y no me percaté de este interesante y apasionante último post. Me apetece comentarte este pequeño detalle...).

Muy agradable, me gustó mucho.

saludos.

La Gata Coqueta dijo...

Paso a saludarte y desarte un fin de semana en reunión con quien aprecias y te aprecian.

Y a su vez se lo deseo este finde a todos los aquí presentes.

Un abrazo en esta tarde de sábado.

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Gata Coqueta dijo...

Paso a saludarte y desarte un fin de semana en reunión con quien aprecias y te aprecian.

Y a su vez se lo deseo este finde a todos los aquí presentes.

Un abrazo en esta tarde de sábado.

María del Carmen

Mónica dijo...

Gauchito, quisiera aparecer entre Gente Sensible, me encanta mi foti!

Gata Coqueta,muchas gracias, igualmente.
Hoy acepté una mateada,espero que pasemos bien...

Abrazotes y buen finde Gaucho

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Me desvelè asì que entrè.

Monica, pàselo bien!! Para entrar a "gente sensible, tenès que hacer click en "Seguir". Un abrazo grande.

Gata coqueta, pienso dormir toda la tarde del sàbado!!! jajajajaja!!! Besos para vos.

Lemaki, no es un invento!!! Èl era asì. Y no te daba explicaciones. Era hombre de acciòn, justo para sus tiempos. Pero sì tuvo escrùpulos. Jamas se quedò con algo ajeno. Algo es algo. un beso.

Aniki, creo que tuvo momentos de felicidad. Pero jamàs lo demostrò. La felicidad, era como un pecado, para èl. Era estoico a carta cabal. Un abrazo.

Saludos a todas!!!!

Patricia 333 dijo...

Tremendo Personaje Don Emiliano
Me has hecho recordar a mi abuela Doña Virginia :) Dama con una elegancia y una belleza sin igual
murio a los 93 años ... Si te contara ella vivo la epoca de la Revolucion salvo a mas de 20 mujeres de las garras de los Soldados de Pancho Villa escondiendolas junto con ella en el sotano de la finca ay Gaucho nuestros Abuelos es tan lindo recordarlos

Besos con mucho cariño de esta Mexicana

Patricia 333 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia 333 dijo...

Quice decir Don Emilio Perdone usted caballero

Escribi Emiliano jaja estaba pensando en la Revolucion Pancho Villa y Emiliano Zapata :)

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Patricia 333, Pancho Villa, se casò 33 veces!!! Sì. treitaitrès veces. Esos son abuelos!!! Tu abuela hizo bien en esconder a las mujeres. Villa era ......Bravo!!! Un abrazo!!!

Saludos para vos y "ella".

El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gata Negra dijo...

Que buena la "sorpresa" final Gaucho, me ha encantado. La verdad es que una simple frase, puede cambiar por completo el punto de vista de una historia como la de "Un Niño Solo."

Enhorabuena por lo escrito ;)

Buen domingo !!

Antonio Aguilera dijo...

Cuando hablas a tu hijo y pronuncias su nombre, Emilio, seguro que piensas en tu abuelo. Merecido homenaje.

Rocambolesca vida la que tuvo que llevar; pero también era propio de aquellos tiempos.

Concretando, fueron los Yanquees los que hicieron salir a tu abuelo de España, con la excusa de la voladura del Maine.

¡Gaucho!, eres argentino por la gracia de dios...¡Y DE LOS YANKEES!!, mal que te pese.

Un abrazo

Pd: ando liado mi Gaucho, de cabeza; sopeso la opción de cerrar el blog temporalmente.... a ver si me llega el invierno y me refresca el´espíritu.

Jazmin dijo...

Lamento no poder leer todos los comentarios, por estar en casa ajena, con computadora ajena, y con mis sobrinos queriendo jugar, y el olor del tuco de mi madre conquistando la casa.
Pero déjeme decirle que me enterneció mucho. Y me angustió también.
Sólo alcanzo a imaginar qué difícil haber sido ese niño y ese hombre.

Le mando un abrazo enorme, de nieta a nieto.

Nick dijo...

Se me pianta un lagrimón!!

Fíjese como su odio a los judíos lo salvó de un mal negocio, al final tiene razón el negro gonzalez oro "un poco hay que discriminar".

Excelente relato, gaucho.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola.

Nick, èl era asì. Odiaba a los judìos, a los àrabes y hasta los alienìgenas. No discriminaba. A todos, los odiaba por igual!! un abrazo.

Jazmin. que hayas pasado un lindo Domingo. Y realmente, fue una persona dificil. honesta, pero dificil. un beso.

antonio, jajajajajaja!!! viste,? al final le tengo que dar gracias a los yanquees!!! Hombre, Si tienes que dejar el blog, aunque sea por un tiempo, se te va a extrañar. Pero ya sabes, lo primero, es lo primero. Un abrazo, amigo!!!


Gata negra, gracias. Estos son los recuerdos que hay. Ahora,estàn escritos. Un abrazo.

Saludos a todos, y a "ella"

El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Gaucho Santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marinel dijo...

Imaginaba de la primera parte,que sería alguien allegado a ti,pero ahora entiendo perfectamente.

Es la historia que te faltaba,la vida que tenías que hacer salir de dentro para,quizás,intentar entenderlo mejor...

Aunque esas personas así;de aquella época,con esa ideología "ilógica",penetrante e imbuida;dios sabe cómo o por qué, tenían que ser de difícil trato...

Digo yo,claro.

La paciencia infinita junto a una buena dosis de amor-resignación, tuvieron que ser claves fundamentales.

De lo que no hay duda,es de que Emilio, era hombre de carácter y fuertes convicciones irreductibles...

Bonita historia de principio a fin.
Besos.

mariarosa dijo...

Gaucho que linda historia. Estos abuelos que historia de vida han tenido. Espero lo hayas disfrutado, yo no pude, pero me bastó una abuela gallega de La Coruña con una historia como para una novela.

Gracias por compartir tan buen relato.

mariarosa

Steki dijo...

Gaucho! Sos tercero en mi gadget de los TOP TEN! Me salió, che, pero lo saqué de un blog buscando en google. Ufffffffff. No me iba a ganar esto, jaja. Besitos y gracias!

TIHADA dijo...

Hola Gaucho!
Por fin pude venir a leer la segunda parte!
Desde el comienzo imaginé que estabas contando la historia de tu abuelo(un día comentaste que tenías que hablar de él).
Un emotivo relato sobre tu abuelo cuando se recuerda el día del inmigrante. Como ya te comenté, estas historias me encantan y creo que tenés material para escribir una novela!
Un abrazo!

El Gaucho Santillán dijo...

hola.

Tihada, gracias. Nunca pensè en escribir un libro en prosa. Pero veremos. quien sabe. Un beso.

Steki, vamos la tecnologìa, todavià!! un abrazo.

Mariarosa, gracias por pasar. Todo tenemos historias que contar. Un beso.

Marinel, asì era Emilio. sin muchas luces, pero fèrrea determinaciòn. Y bastante intratable. Un abrazo.


Saludos a todas, y a "ella".

g. dijo...

preciosa la historia de tu abuelo, preciosa la mirada que le diste. me gusto mucho.
abrazo.

Abrujandra dijo...

¿Dónde estarán mis hombres bien nacidos?
Si les habré hecho favores...manga de desagradecidos...un chocolate nianquesea...UN EDIFICIO...no es moco e pavo.